El PSOE abre oficinas para facilitar la alegación a la adaptación del PGOU

Los concejales socialistas José Bernal e Isabel Pérez. / Josele-Lanza -

Los socialistas piden que la actual ejecutiva aclare el estado del expediente para volver a las lindes históricas de la ciudad con Benahavís

PABLO COLLANTES MARBELLA.

Nuevo capítulo en torno al urbanismo marbellí. Los concejales socialistas José Bernal e Isabel Pérez anunciaron ayer que la agrupación municipal del PSOE habilitará sus sedes a modo de oficinas para asesorar a los ciudadanos sobre las alegaciones a la adaptación del PGOU de 1986 a la LOUA. «Es una decisión tomada para hacer frente a las trabas que está poniendo el Ayuntamiento», explicaron.

En este sentido, los concejales señalaron que el nuevo gobierno «sigue en la línea de la falta de trasparencia y de bloqueo a la participación ciudadana en urbanismo». «Así pasó con el texto refundido y ahora quieren que pase con la adaptación», criticó Bernal.

Las oficinas abrirán desde hoy en las dos sedes del partido en calle Castilla de San Pedro, en Puya en Marbella, y en la tercera planta del Ayuntamiento, en la oficina del Grupo Municipal Socialista, previa cita.

Isabel Pérez aclaró que la formación ha recibido «numerosas quejas de vecinos que dicen que es prácticamente imposible poder consultar el texto de la adaptación y gestionar una alegación».

El texto se publicó en el BOPMA el pasado 18 de septiembre y este será el paso previo a su aprobación definitiva.La plataforma para alegar a través de la web, se puso en marcha, en palabras de los socialistas, «con un retraso injustificado», ya que se dejó «prevista y lista para ponerla en funcionamiento», afirmó Pérez. En esta línea, Bernal hizo hincapié en que el documento se encuentra «prácticamente escondido» en la tercera planta del edificio de Urbanismo.

«En el mismo pliego se dice textualmente que hay que darle la máxima difusión, aconseja presentaciones públicas, debe tener atención individual y personalizada para quien quiera información y el horario ha de ser, como mínimo, de 9.00 a 14.00 horas, ampliándose si fuera necesario», detalló Bernal.

Otra de las trabas en las que insisten los socialistas es la comunicación telefónica, que es «imposible», dijo Pérez, y añaden que el Ayuntamiento tampoco tiene un correo específico para las alegaciones.

Por su parte, los populares replicaron recordando a través de un comunicado que el PSOE suprimió en su día el Servicio de Información Urbanística, «que ha sido restablecido de nuevo», explico la actual edil de ramo, Kika Caracuel.

Por último, los socialistas pidieron explicaciones por el expediente de modificación para volver a las lindes históricas con Benahavís, que debe ser aprobado en el mismo pleno en el que se realice la aprobación definitiva del texto de adaptación, «del que no sabemos nada», concluyeron.

Más

Fotos

Vídeos