El proyecto de la videovigilancia en Marbella, a la espera del informe técnico

M. PÉREZ MARBELLA.

El proyecto para la videovigilancia en Marbella se encuentra a la espera de un estudio inicial de Telecomunicaciones que definirá las características técnicas del sistema, un informe que debe ser aún contratado, como reconoció ayer el concejal de Innovación, Manuel Morales. El proyecto, reiteradamente reclamado desde el sector empresarial de la ciudad, daba un paso adelante hace unos meses con la definición de las zonas concretas en las que se colocarían las cámaras. La comisión de trabajo constituida para definir las determinadas 'zonas calientes', donde las fuerzas de seguridad recomiendan la presencia de estos dispositivos apoyándose en las estadísticas de delitos, ha puesto ya sobre el mapa los cuatro primeros puntos donde llegará la videovigilancia una vez que el expediente municipal que se está culminando reciba el visto bueno del Gobierno central. Puerto Banús, el Puerto Deportivo y los aparcamientos de La Cañada y del Centro Comercial de Elviria han sido los puntos elegidos. Una selección en la que ha pesado el criterio policial (tanto del Cuerpo de la Policía Local como de la Policía Nacional, ambos implicados en el proyecto).

El informe municipal, junto al estudio técnico pendiente deben ser remitidos a la Subdelegación del Gobierno en Málaga, que tendrá la última palabra. Del avance del proyecto o no dependerá ahora además, si prospera la moción de censura de OSP y PP, de los planes del nuevo Ejecutivo local.

Los responsables municipales y policiales hacían ayer referencia además al proyecto de creación de una sala de control para policías y bomberos, para la que, indicaron, ya se han dado los primeros pasos para la adecuación del espacio físico en la Jefatura de la Policía Local. La inversión prevista es de 300.000 euros.

Fotos

Vídeos