El promotor del nuevo hotel de Las Chapas inicia las obras para proteger las dunas

El grupo inversor Platinum Estates invierte 1,4 millones de euros en los trabajos de regeneración y acondicionamiento en Real de Zaragoza

MÓNICA PÉREZ MARBELLA.

La empresa promotora del nuevo hotel de cinco estrellas que se construirá en Las Chapas ha iniciado los trabajos previos a la construcción en sí que fueron comprometidos por la propiedad, el grupo inversor Platinum Estates, con la asociación Pro Dunas y el propio Ayuntamiento de Marbella de modo que se protegiera el entorno dunar que bordea la parcela sobre la que se levantará el hotel W Marbella. Se trata de tareas de acondicionamiento, regeneración y reforestación que se prolongarán durante siete meses y en las que los privados invertirán 1,4 millones de euros.

Responsables municipales, representantes de Pro Dunas y de la UTE Verosa-Malagueña Forestal, concesionaria de la actuación, se reunían ayer sobre el terreno para supervisar los primeros movimientos. La alcaldesa Ángeles Muñoz destacaba que es una actuación que se lleva adelante «con la colaboración público-privada, ya que se desarrolla en una parcela que va a albergar el complejo del hotel W Marbella y que requiere los permisos pertinentes del Ayuntamiento y de Acosol». De hecho la actuación contempla además el retranqueo de un colector, la retirada de 5 pozos de registro, la construcción de un kilómetro de pasarela peatonal y de 750 metros de paseo marítimo.

La regidora, que estuvo acompañada por el concejal de Medio Ambiente, Manuel Cardeña; el concejal del distrito de Las Chapas, Carlos Alcalá; el presidente de Pro Dunas, Fernando Piquer; y el gerente de la UTE, Mario González, defendió que «es un proyecto medioambientalmente sostenible que se va a llevar a cabo con el asesoramiento de la asociación Pro Dunas» y destacó cómo la instalación pasarelas «permitirá acceder a las playas sin dañar la duna».

Por su parte, el gerente de la concesionaria, Mario González, precisó que la primera fase de trabajos consistirá en la eliminación de especies invasoras, la demolición de algunas zonas pavimentadas que se integran en la duna, la plantación de especies autóctonas y la colocación de una valla perimetral. La segunda fase se acometerá después del verano y se centrará en el cambio del colector y la construcción de las pasarelas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos