Las profundidades de Casares

Zona inferior del Pozo de Benito./Charo Márquez
Zona inferior del Pozo de Benito. / Charo Márquez

El GES descubre una sima de 105 metros de profundidad y con cavidades y galerías que alcanzan los 370 metros de longitud

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Casares es un pueblo de altitud, pero también tiene mucha profundidad. Tiene cuestas empinadas y, tras el trabajo realizado por el Grupo de Exploraciones Subterráneas (GES) del municipio, también cuenta con una de las simas más profundas de Andalucía. Se trata de la Sima de Los Casteses situada en Sierra Crestellina, en la zona conocida como Las Herrizas de Matagallar.

Esta cavidad tiene una cota de profundidad máxima de 105 metros y un desarrollo total de 370 metros. Esto último significa que todas las cavidades y galerías descubiertas y medidas hasta el momento dan esa longitud. La sima fue descubierta en los años 80 por el GES de Estepona, pero el tiempo pasó y se olvidó incluso dónde se encontraba la boca de la cavidad. A mediados de 2016 gracias a Ana María Pavón, Benito Trujillano y los hermanos José y Pablo Delgado, todos ellos propietarios de parcelas próximas a la sima, los espeólogos de Casares volvieron a entrar en la cavidad con la intención de llevar a cabo un trabajo topográfico minucioso.

Su colaboración fue tan importante que el grupo decidió dar el nombre de Los Casteses a la sima, pues era el mote de los antepasados de los hermanos Delgado.

La cavidad presenta galerías y meandros, estalagmitas y numerosas filtraciones de agua

Jorge Romo, miembro y secretario del GES Casares, explica que el primer grupo de Estepona sólo bajó hasta los 80 metros de profundidad. En los primeros descensos del nuevo equipo, tuvieron que renovar toda la instalación técnica «ya que la corrosión había oxidado todo lo que habían colocado nuestros compañeros de Estepona», detalla, y fue sustituido por elementos de acero inoxidable.

Tras ello, los espeólogos llevaron a cabo el levantamiento topográfico de la cavidad con medidores láser de última generación, que permiten, mediante la utilización de programas informáticos, la representación inmediata de las medidas tomadas sobre el terreno, incluso la representación en 3D del plano de la cueva, y su posicionamiento mediante coordenadas en las imágenes satélite.

Romo explica que la cavidad presenta diversos pozos verticales conectados a través de galerías y meandros. Presenta una gran colmatación calcárea y estalagmitas. «Es posible localizar en la cavidad, incluso en la época estival, un importante aporte hídrico, procedente de filtraciones desde la superficie, más apreciable incluso en las zonas más profundas de la sima».

Advierte el experto que aunque el acceso está abierto a cualquier interesado, la dificultad que plantea la cueva requiere conocimientos de espeleología.

Se trata de la cavidad más próxima a Casares, a tan solo 20 minutos del pueblo. Había constancia de otras cuevas en la Sierra de la Utrera, pero no tan cerca. Romo considera que este estudio detallado de la Sima de Los Casteses servirá de atractivo a grupos de espeleología y de turismo activo. Tanto es así que el GES Casares está preparando para el próximo otoño un campamento con la Asociación Andaluza de Exploraciones Subterráneas que permitirá al grupo contar con la colaboración de colegas de otras ciudades que participarán en las prospecciones.

Cuando termine el verano, el GES volverá a la sima para seguir estudiándola. En la última exploración localizaron una nueva galería que lleva hasta un nuevo pozo. Romo estima que podría dar al menos 30 metros más de profundidad a la cavidad. También inspeccionarán otras cavidades localizadas sobre el terreno, con el objetivo de conocer el desarrollo subterráneo de la zona e iniciarán un catalogo de las cavidades existentes, dentro del perímetro del Paraje Natural de Sierra Crestellina.

Temas

Casares

Fotos

Vídeos