La primera Junta Municipal de Distrito de San Pedro aprueba 16 propuestas

La Junta valorará las necesidades de colectivos sociales y deportivos, dependiendo de su labor, para incorporarlos al presupuesto de 2019

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara celebró ayer la primera sesión extraordinaria de la Junta Municipal del Distrito para someter a votación tanto las propuestas aprobadas previamente en cada una de las cinco Mesas de Trabajo Territoriales de San Pedro como las presentadas por los grupos políticos y el presidente de la Junta.

Se trata de materializar la autonomía en la gestión de la tenencia contemplada en el Reglamento de Distritos. Para el teniente de alcalde de San Pedro Alcántara y presidente de la Junta Municipal del Distrito, Rafael Piña, este órgano representa «la idea más pura de OSP que no es otra que las decisiones sobre el futuro de San Pedro Alcántara las deben tomar los sampedreños y así está siendo», recalcó.

En total se debatieron 17 propuestas, de las cuales se aprobaron por mayoría 16. Entre ellas, la realización de un diagnóstico en todos los barrios para identificar sus necesidades, la elaboración de un sondeo demoscópico para conocer los hábitos de compra en San Pedro, dotar de conectividad Wi-Fi las zonas peatonales o la puesta en marcha de un autobús turístico gratuito que una diferentes puntos del pueblo con la playa. Otra de las propuestas aprobadas fue la valoración de las necesidades económicas de los colectivos sociales y deportivos de San Pedro, atendiendo a su labor anual, para poder incorporarlos a los presupuestos de 2019.

Según el teniente de alcalde de San Pedro Alcántara, estas cantidades se decidieron en los presupuestos de 2018 «en base a los de Marbella porque no teníamos los datos, pero el próximo año serán realmente fieles a las necesidades de estos colectivos».

Barbacoas

Los grupos políticos plantearon cuatro propuestas. OSP solicitó la instalación de barbacoas en el Parque de los Tres Jardines para el uso y disfrute de los vecinos y, por otro lado, la instalación de una 'electrolinera' en San Pedro Alcántara. En el caso de Costa del Sol Sí Puede se pidió la elaboración del Reglamento de Participación Ciudadana y la paralización de las obras de la Plaza de la Iglesia mientras se celebra una consulta ciudadana vinculante. Esta última propuesta no fue admitida por la Junta Municipal, argumentando que dichas obras se encuentran aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento de Marbella dentro de las inversiones sostenibles.

Según Piña, «esta primera experiencia ha resultado importante en cuanto a participación real. Las propuestas se han debatido y mejorado con la colaboración de todos los miembros de la Junta Municipal, dejando a un lado los enfrentamientos políticos que no conducen a nada, y por ello les he trasladado mi agradecimiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos