El prestigioso asesor personal Carlos Hernández

El exconcejal de Marbella se cambió una letra del apellido, formó una familia y desarrolló una carrera profesional al frente de una empresa de ‘coaching’

HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Formó pareja con una periodista con la que tuvo dos hijos, creó una empresa de ‘coaching’ personal y empresarial, asesoró a políticos y personalidades de la provincia de San Juan y tomó mínimas precauciones para que el tiempo pasara sin que la justicia española lo encontrara antes de tiempo.

Con esta estrategia le alcanzó para eludir durante más de once años la orden de captura internacional que pesaba sobre él. Tras haber vivido durante dos años en la vecina provincia de Mendoza –también situada en el oeste argentino, junto a la frontera con Chile–, Carlos Fernández se desplazó a San Juan. El lugar no podía ser más adecuado para pasar inadvertido. Se trata de una provincia alejada de las grandes urbes argentinas y también de la atención mediática. Una zona tranquila y rural dedicada sobre todo a la industria agroalimenaria y especialmente a la vitivinícola.

Allí formó pareja con una periodista especializada en moda y sociedad con la que tuvo dos hijos, una niña y un varón. También creó la empresa ‘Europa coaching’, dedicada al asesoramiento personal y profesional. «De la mano de profesionales europeos y argentinos damos respuesta a todas las inquietudes y proyectos de nuestros clientes, ofreciendo un trato personalizado en el ámbito de la máxima confidencialidad. Lo que nos hace diferentes es la convicción de que lo que se plantea es siempre solucionable, y ante cualquier adversidad, nuestro equipo sabe superarse para ofrecer las mejores alternativas y herramientas con el fin de conseguir los objetivos deseados. Esto nos ha hecho tener el reconocimiento de grandes firmas nacionales e internacionales y el agradecimiento de cientos de personas que han cambiado sus vidas gracias al coaching que impartimos. Es por ello que en Europa Coaching nos gusta decir que: Confiar en nosotros es confiar en que todo saldrá bien», Con esa presentación de la página web de la compañía, el exedil se ganaba la vida.

Pese a esta exposición pública, Fernández tomaba sus precauciones. Eliminó la primera letra de su apellido para reemplazarla por una H y convertirse así en Carlos Hernández. A diferencia de lo que suele ser habitual, su imagen no aparece en la web de la empresa. No tenía documentación y tampoco carné de conducir. En los registros oficiales de Argentina no figura con ocupación conocida.

Todo ello no fue obstáculo para que alcanzara cierta notoriedad en su trabajo. Su presencia era habitual en programas de radio locales, donde respondía a cuestiones tales como ‘el desapego’ o ‘por qué los hombres temen al compromiso’. Su éxito profesional llegó más allá. Según ‘Diario de Cuyo’, medio para el que también escribió artículos y donde trabaja su mujer, asesoró a empresarios y deportistas importantes en la provincia y también a Franco Aranda, intendente (alcalde) de San Juan, en las elecciones municipales de 2015. Según el citado medio, en la Intendencia reconocieron la participación del exedil de Marbella en la campaña, «pero sólo durante dos o tres meses».

La verdadera identidad del exconcejal de Marbella acaba ahora de salir a la luz pública. Resta por saber si una vez que se resuelva su situación, y en el caso de que consiga evitar que se lo extradite a España, conseguirá continuar con la vida apacible que construyó bajo la falsa identidad de Carlos Hernández.

Fotos

Vídeos