Un pregón nacido de las vivencias cofrades

Asistentes al pregón, entre ellos la alcaldesa Ángeles Muñoz, en La Encarnación. :: josele-lanza/
Asistentes al pregón, entre ellos la alcaldesa Ángeles Muñoz, en La Encarnación. :: josele-lanza

Bárbara de Cárcer resalta el papel de la mujer en la Semana Santa y repasa las experiencias más emotivas de su labor como informadora en la Semana Mayor

FRANCISCO MOYANO MARBELLA.

Como viene siendo tradicional, el altar mayor de la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación fue el escenario para la lectura del pregón oficial de la Semana Santa de Marbella, organizado por la Agrupación de Cofradías y pronunciado por la periodista Bárbara de Cárcer Moreno. Dedicó el pregón a sus cuatro hijos (Iván, Bárbara, Ernesto y Rocío) y a sus padres «que le dieron la vida». Confesó el nerviosismo que le provocó la noticia de que había sido nombrada pregonera y aseguró que «es el mayor privilegio que como católica, cofrade y mujer podía tener». Dijo que es en Marbella donde se ha hecho a sí misma, ha criado a sus cuatro hijos, ha llorado y reído y vive intensamente la semana de Pasión. Su primera salida fue en 1986, cuando lo hizo con la Soledad, como presidenta de la Cruz Roja, ya que la entidad era hermana honoraria de esta hermandad. Asistiendo a lo largo del año a todos los actos que celebran las hermandades, se considera «un poquito de cada cofradía». Fijándose en la evolución que la Semana Santa de Marbella ha experimentado resaltó que «la mujer está cada día más involucrada». En esa evolución considera fundamental la labor del consiliario, José López Solórzano.

En su pregón tuvo referencias también para la hermandad del Cristo del Perdón y María Santísima del Dolor y Esperanza de Nueva Andalucía y la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Soledad, de San Pedro Alcántara.

En su recorrido por los días de la Pasión evocó la emoción que le provocó el año anterior el primer toque de campana que efectuó a la salida de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia y la Virgen de la Paz y Esperanza. Recordó la figura del fundador, José Manuel Vallés, de Antonio Vega (albacea de culto) y del padre Francisco Echamendi.

«Ha sido el mayor privilegio que como católica, cofrade y mujer podía tener»

En su mención al Cristo de la Veracruz, Cristo Atado a la Columna y Virgen Blanca, recordó al padre Juan Anaya, quien concedió al imaginero Juan Carlos García Díaz la posibilidad de bendecir su propia obra. Mención igualmente para María de los Ángeles Almagro, Antonio Espada, Alberto Mendoza, Pedro Ríos, María Muñoz, Cipriano, Carmen Durán y 'Falín'. «No se me olvida cuando en 2001, Salvador Guerrero 'el maestro' tuvo un accidente y desde el hospital de Sevilla, por teléfono, pidió la venia emocionado».

Evocó el momento en que la actriz Lina Morgan se ofreció para pagar el vestuario de las imágenes de la hermandad de Santa Marta. También dio la enhorabuena a las mujeres que portan uno de los tronos del Cautivo y Santa Marta «por llevarlo con esa fuerza, kilos de fe y devoción sobre sus hombros».

Se congratuló que el 'Señor de Marbella', Nuestro Padre Jesús Nazareno tenga una reproducción en la calle que lleva su nombre, bendecida por el cardenal don Carlos Amigo. «Las miles de promesas con velas, vistas desde arriba, en la oscuridad de la noche, como si de un campo de pequeñas luciérnagas se tratara».

Especial detenimiento mostró en el Jueves Santo: «es el día de mi estación de penitencia, de mantilla, desde hace más de treinta años fiel a mi Cristo del Amor». Contó la siguiente anécdota: «un día de imposición de medallas, me reencontré con mi mejor amiga del colegio, después de más de treinta años; un regalo que nuestros titulares nos hicieron».

También tuvo frecuentes alusiones a su labor profesional como informadora de la Semana Santa y resaltando la extraordinaria labor que realiza el amplio equipo de RTV Marbella. «Al principio de incorporarse la Legión al desfile procesional del Yacente, daba nombres y cargos pero cambiando los galones; por suerte siempre los ascendía y no había lugar a enfados».

De la Virgen de la Soledad resaltó la solemnidad y emoción de los actos previos a la salida y la magistral voz de Diana Navarro, emocionada cantándole frente a frente.

Expresó la emotividad e importancia de la Vigilia Pascual, en el Sábado de Gloria, y recordó muy emocionada a Pablo Ráez, que en una de estas celebraciones fue bautizado, confirmado y recibió la primera comunión. Dijo que el Domingo de Resurrección los «hombres y mujeres de trono parece que no quieren entrar porque quieren seguir disfrutando de la Resurrección de Cristo».

Bárbara de Cárcer pronunció un pregón grande desde su sencillez, surgido de las vivencias cofrades y periodísticas experimentadas a lo largo de varias décadas; un pregón con música donde se evocó el sonido humilde del tambor de Antonio Guerrero Gil 'el monaguillo', habitual de los desfiles procesionales de Marbella. Al final la Agrupación le hizo entrega de una reproducción de las potencias de Cristo Resucitado, obra del orfebre Cristóbal Martos.

En la mesa de presidencia se encontraban el arcipreste de Marbella y Estepona y Consiliario de la Agrupación de Cofradías, don José López Solórzano; el presidente de la Agrupación, Francisco Gil Aragón y la alcaldesa de Marbella, María de los Ángeles Muñoz. Asistió una amplia representación de la Corporación municipal, hermanos mayores y juntas de gobierno de las diferentes hermandades de Pasión y Gloria y numeroso público. La pregonera contó con el acompañamiento musical de la Agrupación de la Pollinica, dirigida por José Sánchez Rubiales.

El acto fue iniciado por el responsable de protocolo, Pedro Narváez, quien leyó el acta de la sesión en que fue nombrada la pregonera. A continuación concedió la palabra al presentador, compañero de Bárbara de Cárcer en las retransmisiones televisivas, Francisco Moyano, quien resaltó la calidad humana y profesional de la presentada, destacando su capacidad de trabajo, su profunda fe y la importancia que concede a la amistad. La oradora lucía mantilla española y estuvo acompañada por un grupo de mujeres con igual vestimenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos