La policía identifica a otra víctima de los supuestos acosadores de Estepona

Imagen de la comisaría de Estepona, donde se ha llevado la investigación./Sur
Imagen de la comisaría de Estepona, donde se ha llevado la investigación. / Sur

Los agentes buscaban a testigos que confirmaran las humillaciones sobre el denunciante y se encontraron con otra afectada en la misma clase

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Buscaban testigos, pero se encontraron con una nueva víctima. El caso de acoso escolar que investiga la Policía Nacional en Estepona suma una nueva víctima, una menor que no solo había presenciado los insultos y las humillaciones a uno de sus compañeros, que fue quien denunció, sino que también los había sufrido en sus propias carnes, según manifestó a los agentes.

Como ayer adelantó SUR, la comisaría de Estepona tuvo conocimiento a principios de diciembre de que un menor de 16 años que estudia en un instituto de la localidad llevaría meses sufriendo ‘bullying’ por parte de dos compañeros de clase. Las pesquisas policiales revelaron que las agresiones y las vejaciones habrían comenzado el curso pasado y continuaron en éste, por lo que se habrían prolongado durante casi un año.

Los investigadores de la Brigada de Policía Judicial se entrevistaron con el menor, que acudió a la comisaría acompañado de sus padres, para conocer cuál era su día a día en el instituto. Al parecer, el adolescente recibía golpes de estos compañeros, que según su testimonio lo ridiculizaban delante del resto de la clase.

Búsqueda de testigos

Los agentes acudieron al instituto en busca de testigos. La dirección del centro confirmó a los investigadores que habían activado el protocolo de acoso escolar en cuanto tuvieron conocimiento de los hechos y que incluso tomaron medidas respecto a los presuntos autores, a los que habían expulsado unos días.

Al indagar en el entorno del menor, los agentes descubrieron que había otra posible víctima del acoso. Una menor, de la misma edad que el anterior, confirmó a los policías que había presenciado las humillaciones a su compañero y confesó, delante de sus padres, que asistieron a la declaración, que ella también estaba siendo acosada por parte de los dos adolescentes.

Los investigadores arrestaron el pasado día 27 de diciembre a los dos adolescentes que habrían hostigado al adolescente. Una vez terminadas las diligencias, la fiscal de guardia ordenó que ambos fueran entregados a sus padres, aunque apercibidos de que serán citados por los equipos técnicos para continuar las pesquisas.

Los presuntos autores fueron detenidos por un delito contra la integridad moral, ya que el acoso escolar, como tal, no está tipificado dentro del Código Penal español, de ahí que en el ámbito judicial no haya una estadística clara que refleje la verdadera dimensión del fenómeno.

Los presuntos autores, dos adolescentes, fueron detenidos por un delito contra la integridad moral

El año pasado trascendieron otras dos investigaciones policiales –la mayoría no pasan del ámbito educativo– relacionadas con el acoso escolar. En febrero, agentes de la comisaría de Fuengirola arrestaron a cuatro adolescentes por acosar a un compañero de instituto, al que habrían llegado a ponerle una navaja en el cuello para amenazarlo. En esas mismas fechas, citaron como investigados a dos menores por el ‘bullying’ denunciado por un menor de Estepona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos