Podemos fija los límites al nuevo gobierno bipartito y afronta una «oposición vigilante»

José Carlos Núñez 'Kata' y Victoria Mendiola, concejales de CSSP-Podemos en el Ayuntamiento. /Josele-Lanza -
José Carlos Núñez 'Kata' y Victoria Mendiola, concejales de CSSP-Podemos en el Ayuntamiento. / Josele-Lanza -

CSSP anuncia que fiscalizará la gestión del gobierno municipal y exige el cumplimiento de todo lo que «no fue capaz de hacer el tripartito»

PABLO COLLANTES MARBELLA.

Tras protagonizar una de las intervenciones más tensas durante el pleno que devolvió el pasado martes la alcaldía a Ángeles Muñoz, CSSP-Podemos ha tardado apenas 24 horas en establecer los límites que impondrá en su papel desde la oposición. La formación morada hizo pública ayer, a través de un comunicado, su intención de seguir ejerciéndola de forma «vigilante y constructiva», en la línea de sus actuaciones hasta el momento.

«Somos los únicos que no hemos cambiado», subrayan desde la agrupación. El nuevo bipartito conformado entre PP y OSP «los tendrá enfrente» en todo lo que contravenga a los principios que defiende el partido. «Fiscalizaremos la gestión del gobierno municipal, informando a los vecinos y denunciaremos la privatización de los servicios públicos», explican. «No permitiremos el capitalismo de amiguetes en el que lo público es el negocio de unos pocos».

La formación morada se propone así exigir al nuevo equipo de gobierno lo mismo que ya pedían al tripartito y que este, tras perder el bastón de mando, dejó por ejecutar. «No fueron capaces de actuar en muchas áreas», argumentan. Concretamente, CSSP-Podemos instará, en materia de transparencia, a cumplir con la aprobación de la ordenanza de cuentas abiertas así como a la publicación de las facturas semanales aprobadas por la Junta de Gobierno.

En este sentido, la agrupación municipal exigirá que se publique tanto el currículum como el sueldo de los todos los cargos de confianza del Ayuntamiento con el fin, dicen, de evitar que haya «una fiesta de nombramientos a dedo». Así mismo, con respecto a la contratación de personal, la marca local de Podemos pide que se haga en base a las bolsas de trabajadores. «No queremos que nadie vuelva a entrar por la puerta de atrás en el Consistorio», subrayan. «Nos aseguraremos de que el nuevo equipo de gobierno se relacione solo con empresas responsables que respeten las condiciones de sus trabajadores y el medio ambiente, mediante la inclusión de cláusulas sociales en la contratación, en línea con las directivas europeas».

Adaptación del PGOU

Con relación al futuro del área de Urbanismo, cuya nueva delegada será la popular Kika Caracuel , que sucederá a la socialista Isabel Mª Pérez en el cargo, CSSP solicita la adaptación del territorio planificado en el PGOU a las lindes reales del municipio. «Es un aspecto vital que OSP parece que olvidó dejar bien asentado en su actual acuerdo de gobierno con el PP», critican desde la formación. «Exigimos la máxima participación y exposición pública en todos los procesos».

Por último, con respecto a los proyectos que aún están por ejecutarse, Podemos urge a concluir la instalación de una piscina olímpica climatizada en Nueva Andalucía a través de gestión pública. El Ayuntamiento, todavía con José Bernal a la cabeza, anunció la licitación de una nueva piscina de estas características en el polideportivo Serrano Lima con el fin de cubrir las necesidades de los clubes municipales. El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 162.510 euros, tendrá que ser puesto en marcha ahora por la nueva corporación.

En el escrito, CSSP solicita también la creación de un bulevar en la antigua carretera CN-340, la retirada de los cables de alta tensión en Xarblanca y nuevo material para el área de limpieza del municipio.

Fotos

Vídeos