Podemos califica de «disparate» comprar comida rápida para un comedor escolar

Los niños en el comedor /Charo Márquez
Los niños en el comedor / Charo Márquez

Sospechan que la Junta pretende instaurar el servicio de catering en los colegios que aún mantienen cocina propia

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Las hamburguesas que el pasado miércoles se comieron los alumnos del colegio Nuestra Señora del Carmen y que la dirección del centro tuvo que comprar en el Burger King a toda prisa, siguen provocando reacciones. Podemos Estepona calificó ayer de «disparate» que el centro gastara 1.200 euros «en una alimentación que en absoluto es saludable y en absoluto ha de ser promovida por lo público».

Así ocurría

La consejera de Participación de la formación morada, Noemí Vinuesa, recordó ayer que en octubre del año pasado la Junta de Andalucía llevó al Parlamento el Anteproyecto de Ley para la Promoción de una Vida Saludable y una Alimentación Equilibrada en Andalucía. Ese Anteproyecto de Ley elevaría de rango las medidas para garantizar menús saludables en los comedores escolares, promoviendo el uso de productos locales y regionales de temporada, base de la dieta mediterránea.

Vinuesa señala que el comedor contaba con «materia prima saludable y de la zona» para poder alimentar a los alumnos, pero la falta de personal, con un solo ayudante de cocina para hacer frente a más de 300 comensales, forzó al director a recurrir a la comida rápida. La plantilla del comedor es de 3 personas;una cocinera y 2 ayudantes.

Desde Podemos recalcan que el hecho de que el colegio Nuestra Señora del Carmen sea uno de los dos únicos centros públicos de Estepona que mantiene un comedor de gestión propia no es «ningún regalo». Explican que es resultado del «esfuerzo» del equipo directivo del centro, del AMPA y del cuerpo docente, además de la inversión realizada para adaptar las instalaciones a la legislación. Pese a ello, añaden, «tenemos que seguir bregando con la Junta de Andalucía, porque el organismo pertinente les ha dejado abandonados sin cubrir ninguno de los tres puestos de trabajo del comedor».

Podemos sospecha que, tras la falta de refuerzo de la plantilla del comedor, se oculta el interés de la Junta por instaurar un servicio de catering eliminado la cocina propia. Critican que el catering supone «una merma en la calidad de la alimentación de nuestras y nuestros hijas, pero seguro que un gran beneficio y menor coste para quienes se llenan la boca al hablar de un proyecto de ley para una alimentación equilibrada y una vida saludable».

Fotos

Vídeos