El pleno saca adelante in extremis un documento clave para desbloquear el urbanismo de Marbella

El edil de CSSP-Podemos, junto a la concejala de Urbanismo, en la rueda de prensa previa al pleno.
El edil de CSSP-Podemos, junto a la concejala de Urbanismo, en la rueda de prensa previa al pleno. / Josele-Lanza -

El equipo de gobierno aprueba con el apoyo de Podemos una enmienda a la adaptación del PGOU a la LOUA, para recoger las lindes históricas con Benahavís

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Finalmente anoche hubo acuerdo in extremis entre el gobierno tripartito de Marbella y CSSP-Podemos, y el pleno hoy ha aprobado por vía de urgencia el documento de adaptación del PGOU de 1986 a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) con una enmienda de adición para recoger las lindes históricas con Benahavís. El equipo de gobierno había optado por no llevar la adaptación del Plan a este último pleno ordinario, pero pasadas las diez de la noche de ayer jueves se alcanzó un acuerdo que garantizaba la mayoría suficiente para la aprobación inicial del documento.

El acuerdo que amarra el apoyo de la formación morada supone el compromiso del tripartito de reconocer en el PGOU de 1986 las lindes históricas. Para ello, la concejala de Urbanismo, Isabel Pérez, presentó una enmienda de adición en la que se recoge que tras la aprobación de la adaptación del PGOU a la LOUA, se procederá a realizar una innovación del Plan General para que reconozca la línea límite oficial del término municipal tal y como consta en el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Se adquiere asimismo el compromiso de que, en el mismo pleno de aprobación definitiva de la adaptación del PGOU, se llevará el acuerdo de formulación de dicha modificación o el inicio de la misma, de modo que el PGOU del 86 adaptado recoja como límites del término municipal las lindes históricas.

Este acuerdo contó con la abstención del PP, que además votó en contra de la urgencia del punto, al considerar que los asuntos urbanísticos deben estar dictaminados y contar con consenso previo para que se aprueben por unanimidad y sin motivo de impugnación. «Hoy de nuevo llegan a un acuerdo como siempre a última hora y sin informar. Atrévanse a hacer público ese acuerdo para que todos sepamos el planteamiento y no actúen de espaldas de los ciudadanos. Entendemos desde el PP que son asuntos de extrema seriedad como para hacerlo por vía de urgencia, por lo que pedimos se deje sobre la mesa para que en el próximo pleno se pueda llevar, previa reunión con los técnicos de los distintos grupos para que el texto sea unánime como se merecen este tipo de documentos», afirmó el popular Cristóbal Garre. La propuesta del PP para dejar el punto en ‘stand-by’ fue rechazada por el resto de partidos, y la concejala de Urbanismo replicó al edil que el punto está dictaminado y pasó por comisiones. «Lo conocéis perfectamente. Otra cosa es que no queráis apoyarlo. ¿Qué le molesta señor Garre, qué volvamos a los límites históricos?», se preguntó Pérez.

Tanto la adaptación del PGOU de 1986 a la LOUA como el texto refundido de ese Plan General fueron aprobados en el pleno de abril, aunque los textos originales sufrieron sendas modificaciones al aprobarse mociones presentadas por el grupo municipal de CSSP-Podemos. Sin embargo, estas modificaciones fueron rechazadas por informes jurídicos elaborados por técnicos de Urbanismo.

Ahora, la tramitación de la adaptación del PGOU de 1986 a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía podrá continuar su tramitación. El documento tendrá un periodo de exposición pública antes de su aprobación definitiva.

Tan sólo unos minutos antes del inicio del pleno ordinario, la responsable de Urbanismo y el concejal de CSSP-Podemos, José Carlos Núñez ‘Kata’, daban cuenta del consenso alcanzado en una rueda de prensa convocada con carácter urgente. El edil de la formación morada refirió que el acuerdo permite seguir avanzado en materia urbanística, cuestión que, a su juicio, no está bloqueada. «De bloqueo nada. El urbanismo nunca ha estado bloqueado. Estas cuestiones se aprobaron hace dos meses y aprobadas están. Lo que estamos ahora es modificando aspectos. Si algo ha bloqueado el urbanismo en Marbella ha sido la anulación de un PGOU que estaba mal hecho y que terminó de redactarlo el Partido Popular por mucho que quiera evadir y escurrir ese bulto», señaló el concejal de Podemos.

Fotos

Vídeos