Plaza de Toros estrena el primer parque de la provincia con juegos de agua

Niños jugando, ayer, en la zona acuática del parque.
Niños jugando, ayer, en la zona acuática del parque. / SUR

El alcalde anuncia que buscará los fondos para afrontar los daños que provocó el temporal de diciembre ante la inacción del Gobierno

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

¿Niños en bañador en un parque infantil? Sí ¿Dónde? En la barriada de Plaza de Toros. La insólita fotografía se pudo captar ayer en la inauguración del recinto, el primero que se abre en la provincia con una zona de juegos acuáticos, según se indicó desde el Ayuntamiento. El alcalde de Marbella, José Bernal, destacó el esfuerzo inversor llevado a cabo para reformar el viejo parque de la barriada, a cuyo recinto de juegos infantil se ha dotado de un circuito de agua para disfrute de los pequeños de la casa. Las obras, acometidas por una empresa local, han tenido un plazo de ejecución de cinco meses y han contado con un presupuesto de adjudicación de algo más de 354.000 euros.

«Esto es una demostración de un trabajo concienzudo para recuperar nuestros barrios que estuvieron abandonados durante el gobierno del Partido Popular y en este espacio se refleja nuestro esfuerzo inversor», afirmó el regidor, quien subrayó que el equipo de gobierno está transformando los grandes barrios con «atrevimiento».

La actuación se ha realizado sobre una superficie cercana a los 2.800 metros cuadrados. Se han renovado el pavimento, el vallado perimetral y las lámparas de la vía pública para apostar por la tecnología led. Sin embargo, el gran elemento diferencial se ha producido en el parque infantil, donde se ha mantenido el pavimento existente al encontrarse en buenas condiciones, se han integrando juegos de forma que los niños con discapacidad puedan usarlos en igualdad de condiciones que el resto y se ha introducido un sistema innovador de juegos de agua sin profundidad mediante secuencias programadas sobre una solera de hormigón.

Por otra parte, el alcalde aprovechó su visita a la barriada para anunciar que el Ayuntamiento buscará los fondos necesarios para afrontar los daños que provocó el temporal de diciembre en la plaza y en tres edificios del barrio, pese a ser competencia del Gobierno central. Los daños en infraestructuras públicas se cifraron en 27 millones en la ciudad y hasta la fecha, según afirmó el regidor, el Gobierno no ha enviado ni un solo euro.

Fotos

Vídeos