Piña revela que el tripartito ya había consensuado un plan de externalización de servicios municipales

El teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, y el concejal de Obras, Javier García, ayer. /Josele-Lanza -
El teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, y el concejal de Obras, Javier García, ayer. / Josele-Lanza -

OSP y PP critican que ahora se cuestione esta fórmula de contratación y defienden que la estabilidad laboral de la plantilla municipal «está garantizada»

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Ahora critican lo que ya tenían previsto hacer cuando gobernaban. Es en resumen el mensaje que el teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, lanzaba ayer al defender la fórmula de la externalización de servicios municipales que el actual Ejecutivo local está desarrollando, y frente a las críticas que ello está provocando de parte de PSOE e IU, sus antiguos socios de gobierno en el tripartito. «A los miembros de OSP nos indigna que ahora se critique. Nuestro pacto de gobierno con PSOE e IU ya analizó la situación de la falta de personal en algunos departamentos y ya se hablaba de externalización de servicios como el plan de playas, o el mantenimiento de zonas verdes, o la contratación de conserjes. Y estaba consensuado. Que lo cuestionen ahora nos indigna». De esta forma se expresaba ayer el concejal sampedreño en una comparecencia junto al delegado municipal de Parques y Jardines, Javier García, quien, por su parte, incidió en la «necesidad» de la contratación del servicio de mantenimiento y conservación de las zonas verdes del municipio, por cuanto «los recursos propios municipales, tanto humanos como materiales, son insuficientes para esa tarea en una ciudad como Marbella, que debe mantener una imagen», defendió.

Rafael Piña fue especialmente crítico con el portavoz de IU, Miguel Díaz, a quien reprochó que hubiera apostado por la renovación del contrato de la gestión de la zona azul de aparcamientos «sin consultarlo ni con Pepe Bernal ni con OSP durante el gobierno anterior», explicó. «Están cuestionando la misma fórmula que ellos defendían y llevaban a cabo», insistió el teniente de alcalde sampedreño, quien aseguró que se recurre a las externalizaciones, al igual que ocurre en áreas como las de obras, «ante la falta imperiosa de personal, como también ocurría con el anterior Gobierno». En este sentido, defendió: «nosotros apoyamos la eficacia y eso es lo que se está haciendo. El personal de Obras hace su trabajo cuando históricamente se están contratando obras con empresas».

En la misma línea de defensa de la estabilidad de la plantilla municipal, el concejal de Obras, Javier García, indicó que «lo único que mueve a este equipo de gobierno es mejorar los servicios públicos» e insistió en que la última licitación abierta para la externalización del servicio de conservación y mantenimiento de zonas verdes «no supone ninguna subrogación de trabajadores municipales, quienes tienen asegurada su estabilidad». «No se puede meter miedo ni a los ciudadanos ni a estos trabajadores», criticó, en un reproche directo a los grupos de la oposición a los que ha exigido «que no viertan falsas sospechas ni hablen de intereses poco claros en este sentido porque eso son falacias y una canallada».

Hasta el 24 de este mes estará abierto el plazo de presentación de ofertas para el proceso de licitación de este servicio, que supondrá una inversión de 19,8 millones de euros entre 2018 y 2023, con un contrato plurianual de tres años prorrogable por otros tres, como adelantó SUR hace dos semanas.

«Una necesidad»

«Es una necesidad este servicio como complemento al nuestro ya que Marbella cuenta con 3,5 millones de metros cuadrados de zonas verdes de los que 500.000 son parques y zonas ajardinadas», aseguró Javier García, quien defiende que «para nosotros es una prioridad el embellecimiento y el cuidado de nuestra ciudad y con nuestro personal no llegamos a todo». «Además, era aún más urgente esta licitación por el abandono al que estaban sometidas estas zonas verdes y supone un complemento al servicio municipal».

El concejal responsable de Obras recordaba durante su comparecencia que el pliego del concurso es «una réplica» del que el anterior Ejecutivo utilizó para externalizar el servicio de conservación de los distritos.

«Algo excepcional»

Desde las filas socialistas, el portavoz municipal Manuel García, volvía a criticar que el bipartito ha puesto en marcha externalizaciones por valor de 48 millones de euros, «y lo mantenemos, convirtiendo lo que debería ser algo excepcional en la norma general», indicó a través de un comunicado. Entre esas privatizaciones se encuentra -critica- el servicio de iluminación por 25 millones de euros por quince años, que «hipotecará el futuro de esta ciudad; al igual que la externalización de la jardinería».

Para el grupo municipal del PSOE, el actual equipo de gobierno municipal hace una «defensa vergonzante de las privatizaciones de servicios públicos». El concejal Manuel García insiste en que éstas «crean desconfianza entre los trabajadores municipales» y añade que «cuando no se gestiona adecuadamente lo público se recurre a este tipo de procesos, a los que solo se debe acudir en determinadas situaciones y siempre bajo el paraguas de la trasparencia y la total claridad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos