El patrimonio incautado no alcanza para cubrir la deuda de Roca con el Ayuntamiento de Marbella

Juan Antonio Roca, el pasado martes en Málaga. /Salvador Salas
Juan Antonio Roca, el pasado martes en Málaga. / Salvador Salas

El exgerente de Urbanismo ha realizado cinco pagos que suman 9 millones de euros y aún debe más de 50 millones más sus intereses

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El patrimonio incautado a Juan Antonio Roca durante la ‘operación Malaya’ es insuficiente para cubrir la deuda que mantiene con el Ayuntamiento de Marbella por la acumulación de sentencias firmes dictadas en su contra y que le obligan a devolver dinero. Esa es la estimación que se hace desde los servicios jurídicos municipales, donde desde hace años se realiza un complejo trabajo de seguimiento del cúmulo de causas judiciales abiertas tras el saqueo que sufrió la ciudad durante los años del GIL.

Pese a que una de las consideraciones que se tuvieron en cuenta para conceder beneficios penitenciarios al exgerente de Urbanismo fue que el patrimonio incautado cubría las responsabilidades patrimoniales, en el Ayuntamiento las cuentas no salen. La deuda de Roca con la ciudad, al día de hoy, supera los 50 millones de euros de principal más los correspondientes intereses después de que la enajenación de diferentes bienes por parte de la administración judicial de los mismos diera lugar a cinco pagos por un total de algo más de diez millones.

Sentencias firmes

Saqueo I.
24.387.073 euros de manera solidaria con otros condenados
Saqueo II.
37.763.212 euros, solidaria con otros condenados
Minutas.
80.165 euros.
Desaladora.
64.356 euros euros.
Causa por responsabilidad contable.
449.287 euros.

Aunque el cálculo que se ha hecho desde instancias judiciales sobre los bienes incautados arroja un total aproximado de 75 millones de euros, la realidad es que al salir a subasta se están consiguiendo precios sensiblemente menores, por lo que la posibilidad de resarcir al Ayuntamiento se ve mermada. Tal es el caso de la última enajenación realizada de un bien de Juan Antonio Roca, la finca La Loma, una propiedad de 82 hectáreas situada en Los Alcázares (Murcia), que salió a la venta por 27,5 millones de euros y se vendió finalmente en 18,5 millones. El Ayuntamiento está a la espera de recibir estos fondos, que según el acuerdo alcanzado entre los gobiernos municipal y central en 2012 debería ir a reducir la deuda que el Ayuntamiento mantiene con Hacienda y la Seguridad Social, que se acumuló por impagos durante los mandatos de Jesús Gil.

Según consta en los servicios jurídicos del Ayuntamiento, Roca fue condenado en cuatro sentencias firmes por causas penales y en una causa contable a devolver al Ayuntamiento de Marbella un total de 62.744.093 euros más sus correspondientes intereses. De ese total ha consignado cinco pagos, tras la enajenación de parte de sus bienes por parte de la administración judicial que suman 9.129.024 euros. El último de estos pagos se realizó el año pasado por un millón de euros. De esta manera, sin tomar en cuenta los intereses, el ex hombre fuerte del Ayuntamiento debe a la institución municipal más de 50 millones de euros, según se estima desde los servicios jurídicos municipales.

ausas pendientes

Asimismo, según existe constancia, está acusado en 17 causas penales y en un proceso de alcance contable de los que podrían deducirse también responsabilidades pecuniarias en favor del Ayuntamiento.

Roca mantiene además una deuda estratosférica con el Estado después de que el tribunal del ‘caso Malaya’ lo condenara a pagar una multa de más de 233 millones de euros a raíz de los casos de blanqueo de capitales de los que fue encontrado culpable.

Quien fuera gerente de Urbanismo es ahora el mayor deudor del Ayuntamiento

En diciembre pasado se enajenó una finca de 82 hectáreas en Murcia por 18,5 millones de euros

Pese a que la deuda que Roca mantiene con el Estado es mayor de la que tiene con el Ayuntamiento de Marbella y de que los bienes le fueron incautados durante el desarrollo de la ‘operación Malaya’, la enajenación de patrimonio se está destinando a pagar las indemnizaciones en favor de la institución municipal. Ello se debe al acuerdo alcanzado en su día entre la alcaldesa, Ángeles Muñoz, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que permitió incluir una disposición adicional en los Presupuestos Generales de Estado de 2012 en la que se contemplaba ese mecanismo de pago para la refinanciación de la deuda del Ayuntamiento con el Estado.

Ahora, el gobierno municipal negocia con el Ejecutivo central la entrega de bienes inmuebles incautados para que engrosen el patrimonio municipal y sean utilizados con fines de utilidad pública.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos