Del 'Pacto de La Santa' a la moción sorpresa

Cuando en la noche del 24 de mayo de 2015 los resultados definitivos daban por perdida la mayoría absoluta del PP de Ángeles Muñoz en Marbella (se quedó con 13 concejales, uno menos de los necesarios), en la sede socialista, entonces en Maíz Viñals, la celebración ya auguraba un cambio de gobierno. La posibilidad de un pacto a tres o a cuatro estaba más que barajada de antemano. Las cuentas salían si se incorporaban los dos concejales conseguidos por CSSP-Podemos a la suma de los ediles del PSOE (8 ediles), IU (2 concejales) y los independientes de San Pedro (2 concejales). Por ello no extrañó la imagen captada por una periodista de Onda Cero Marbella solo cuatro días después cuando representantes de las cuatro formaciones políticas escenificaban en un conocido restaurante del Casco Antiguo de Marbella una unión (que algunos bautizaron como el 'Pacto de La Santa', por el nombre del local donde fueroz 'cazados') que poco después y tras las idas y venidas del consejo consultivo de OSP, que mantuvo en vilo al PP hasta el último momento, se decantaba por el cambio y daba el bastón de mando de la ciudad al socialista José Bernal. Los concejales de la marca local de Podemos optaron por apoyar ese cambio pero sin entrar en el gobierno. Opción Sampedreña, partido con dos concejales -perdió uno en las elecciones de 2015- ha tenido en todo este tiempo la llave de la gobernabilidad. Aseguraron que el pacto se revisaría a los dos años. Pocos auguraban un giro a la derecha, máxime cuando el ya famoso consejo consultivo ratificaba su apoyo al tripartito en la noche del pasaso 31 de julio. El viernes 11 de agosto, y en una rueda de prensa a las once de la noche, anunciaban la moción de censura con el PP justificada en la falta de entendimiento con los concejales de Podemos. Los intentos de la dirección de la formación morada por frenar el cambio llegaron tarde. La decisión estaba tomada.

Fotos

Vídeos