Ordenan la readmisión de otras dos trabajadoras a Arquisocial de Estepona tras declarar improcedentes sus despidos

Los jueces siguen considerando «fraudulenta» la contratación temporal para un servicio permanente

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio siguen ganando batallas legales. Los Juzgados de lo Social Número 3 y 10 de Málaga han condenado a la empresa Arquisocial Estepona SL, que asumió el servicio tras su privatización, a readmitir a dos trabajadoras que fueron subrogada desde el Ayuntamiento. Se trata de la segunda y tercera sentencias que afectan a las empleadas que fueron despedidas por la empresa tras ser subrogadas y se suman a las 16 de sus colegas que demandaron al Ayuntamiento por la misma razón cuando el servicio aún era municipal.

En las dos sentencias, a las que ha tenido acceso SUR, los magistrados califican de improcedente los despidos y consideran «fraudulenta» la contratación temporal. «El trabajo desempeñado por la actora se enmarca dentro del servicio de ayuda a domicilio a personas dependientes y constituye una actividad permanente de la empresa, no teniendo naturaleza excepcional, esporádica, con autonomía y sustantividad propias, sino permanente, habitual y ordinaria, por lo que no se permite la contratación mediante la modalidad por obra o servicio determinado para su ejecución, sino que debe ser mediante contrato indefinido», recogen ambas sentencias.

Salarios

Además obligan a Arquisocial al abono de los salarios de tramitación. Por otra parte, se absuelve al Ayuntamiento de Estepona. Una de las trabajadoras se incorporará a la empresa el próximo 1 de febrero. La primera compañera que obtuvo una sentencia a su favor se reincorporó el pasado 15 de febrero, aunque está a la espera del cobro de los salarios de tramitación.

Mientras Arquisocial ha decidido readmitir a las empleadas despedidas sin recurrir las sentencias, el Ayuntamiento de Estepona recurrió las de todas las trabajadoras que despidió antes de que el servicio fuera subrogado a Arquisocial.

Este mes de enero el Tribunal Supremo declaraba firme la primera de las sentencia. De las 16 denuncias iniciales, esta es la primera que concluye su recorrido en el Tribunal Supremo dando la razón al trabajador. Otra también llegó al Supremo pero el Ayuntamiento no presentó en tiempo su escrito de recurso, por lo que también se considera firme. Dentro de las 14 restantes, una afectaba a una trabajadora embarazada y los tribunales declararon el despido nulo. Por lo tanto restan 13 casos que ya cuentan con sentencias favorables en los juzgados de lo Social, y algunas de ellas también en el TSJA .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos