Ordenan continuar con el procedimiento contra Antonia Muñoz por enchufismo de personal en Manilva

Imagen de archivo de Antonia Muñoz. /SUR
Imagen de archivo de Antonia Muñoz. / SUR

La jueza sostiene que se colocaron a más de 900 personas entre 2007 y 2013, entre ellas, su hija y otros familiares, y que se abonaron horas extras sin justificación.

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Los procesos judiciales contra los casos de corrupción en Manilva siguen dando pasos. La titular del Juzgado Número 5 de Estepona ha ordenado que continúe la tramitación de las diligencias previas contra la ex alcaldesa del municipio, Antonia Muñoz, su hija y diez investigados más, entre los que se encuentran ediles del actual equipo de gobierno y de la oposición, por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación.

Esta pieza separada investiga las contrataciones de unas 900 personas en el Ayuntamiento de Manilva y las empresas municipales entre 2007 y 2013 «vulnerando la legislación laboral», y el abono de horas extraordinarias y gratificaciones sin justificación.

La magistrada explica en su auto, al que ha tenido acceso SUR, que de las diligencias practicadas se desprende que, desde que Muñoz accedió al cargo, la mayoría de las contrataciones de personal se realizaron sin convocatoria pública y «sin respetar los principios constitucionales de igualdad, mérito, capacidad y publicidad», además de producirse sin consultar al órgano competente y sin tener consignación presupuestaria.

Tras ordenar continuar con esta parte principal de la causa, que tiene varias piezas separadas, se da traslado a las acusaciones, tanto particulares como a la Fiscalía, para que soliciten, o no, la apertura de juicio oral y presenten escrito de calificación.

El auto recoge que entre 2007 y 2011 se formalizaron en el Ayuntamiento de Manilva 900 contratos, sin procesos selectivos. Además se llevaba a cabo la prolongación de dichos contratos «de forma injustificada y/o contratos encadenados, con los consiguientes perjuicios» para el Consistorio. Pues estas situaciones ocasionaron que un número considerable de empleados fueran despedidos, y posteriormente tuvieron que ser readmitidos e indemnizados al reclamar ante los órganos judiciales correspondientes.

Además de en el Ayuntamiento, se produjeron contrataciones en el Club Deportivo de Manilva. En concreto, desde junio de 2007 constan 149 contratos de personal que realizó funciones de monitor deportivo, de actividades extraescolares o labores en delegaciones municipales.

En la Sociedad de Comunicación Social de Manilva, los medios de comunicación municipales, el auto no cifra el número de contratos, porque no se aportó la documentación, pero afirma que para la selección del personal «no consta que se realizase ninguna prueba que acreditase el cumplimiento de los principios de mérito, capacidad y publicidad».

En FUNMADES, Fundación de Manilva para el Desarrollo, también consta que se llevaron a cabo contrataciones «sin procesos selectivos», y en la Entidad Urbanística El Hacho, fue contratada la hija de la exalcaldesa, Estela Carayol Muñoz, y otros familiares de la regidora.

En esta pieza también se investiga el pago de horas extras y gratificaciones a trabajadores municipales. La jueza señala que «llaman la atención por las cantidades elevadas y/o el tipo de concepto utilizado», además de que se producen el mismo día, de manera que era «imposible haberlas realizado».

Sobre estas horas extras, gratificaciones y premios, la jueza concluye que «no han sido debidamente justificados», que había empleados cuyas jornadas laborales eran demasiado largas, por el número de horas que trabajaban, o que incluso carecían de la posibilidad de disfrutar de días de descanso semanal; y otros recibían de forma «sistemática» importantes complementos a sus salarios.

Entre los investigados en esta pieza principal, además de la exregidora y de su hija, se encuentran exasesores y ediles de 2007 a 2013 con responsabilidades en distintas concejalías, dos de los cuales continúan en el equipo de gobierno aunque por otros partidos, como es el caso de Diego Urieta y Francisca López ahora en el equipo de gobierno con Compromiso Manilva, y Emilio López Berenguer, en la oposición con Agrupación Socialista de Manilva. En otras dos piezas ya hay escrito de acusación. En junio de 2013, Antonia Muñoz se dio de baja de IU y en 2014 renunció a la Alcaldía.

Temas

Manilva

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos