La oposición de Marbella protesta por el nombramiento de un dirigente del PP al frente del Puerto Deportivo

Vista general del Puerto Deportivo. /Josele-Lanza -
Vista general del Puerto Deportivo. / Josele-Lanza -

El vicepresidente de la sociedad argumenta que la elección de Mejías se ajusta a derecho y a las bases del concurso público

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El nombramiento ayer de un miembro de la ejecutiva local del PP como director del Puerto Deportivo de Marbella ha levantado la airada protesta de la oposición, que se plantea acudir a la vía penal para denunciar lo que considera un claro caso de «enchufismo» tras la celebración de un concurso público «opaco» y «sin garantías».

El Consejo de Administración de la sociedad municipal Puerto Deportivo de Marbella S.A. designó director de la entidad a Javier Mejías con los votos a favor del PP, la abstención de OSP y la negativa del resto de grupos -PSOE, IU y Podemos-. Para la oposición que el socio de gobierno del PP se haya puesto de perfil no hace más que alimentar las dudas en torno a la legalidad del proceso.

Mejías, secretario ejecutivo de Transparencia en la ejecutiva local del PP, era el candidato propuesto por el tribunal del concurso público realizado para la provisión del puesto, tribunal integrado por un funcionario y dos ediles del Partido Popular, y finalmente, como era previsible, fue la persona designada en la reunión.

Tras la sesión, PSOE e IU denunciaron que el Partido Popular había aprobado en solitario el nombramiento sin facilitar las puntuaciones obtenidas por los distintos candidatos que optaban a la plaza y sin aportar ningún elemento «objetivo» que justificara la contratación del dirigente del PP local como director del recinto náutico. El portavoz de IU, Miguel Díaz, representante de la formación en el Consejo de Administración del Puerto Deportivo, afirmó que en la sesión solicitó sin éxito acceso al expediente completo de contratación del director después de que lo único que se aportara a los presentes fuera un folio en el que se informaba del nombramiento sin más.

«Hasta lo que sabemos Mejías es el que peor currículum tiene de todos los aspirantes», declaró, por su parte, el socialista José Bernal, para quien el proceso incumple los principios de igualdad, mérito y capacidad exigibles en todo concurso público. El PSOE estudia medidas legales al estimar que el proceso ha sido «fraudulento», con el objetivo de colocar «con un sueldo millonario» a un cargo político del PP que se quedó fuera en el reparto de los cargos de confianza.

Por su parte, el vicepresidente de la sociedad, Manuel Cardeña, salió al paso de las críticas y defendió la legalidad del procedimiento para la provisión del puesto. El edil afirmó que la designación se ha ajustado a derecho, cumpliendo las bases del proceso de selección forma «rigurosa». Y subrayó que dichas bases establecían la libre designación entre aquellos candidatos que cumplieran los requisitos fijados. «En la época de PSOE e IU el único requisito era ser amigo de Bernal», refirió el edil, quien atacó a la oposición recordando que durante el gobierno del tripartito el responsable del recinto náutico se eligió por medio de un decreto del entonces alcalde José Bernal.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos