La oposición pide explicaciones a Ángeles Muñoz tras la sentencia del TSJA sobre La Bajadilla

El gobierno municipal señala que su alianza con el jeque tuvo por objetivo velar por los intereses de la ciudad

HÉCTOR BARBOTTA MARBELLA.

El PSOE e Izquierda Unida arremetieron ayer contra la alcaldesa, Ángeles Muñoz, tras conocerse el contenido de la sentencia del TSJA que señala que el jeque Al-Thani no reunía los requisitos de solvencia exigidos en el pliego de condiciones optar a la gestión y ampliación del puerto de La Bajadilla. En la sentencia, adelantada ayer por SUR, el alto tribunal sostiene que fue el Ayuntamiento el que, al asociarse al jeque, prestó estas condiciones pese a que no había un interés real municipal de tomar parte activa en el proyecto.

El concejal del Grupo Municipal Socialista Javier Porcuna exigió ayer explicaciones a Muñoz y lamentó la sentencia, que determina que el Ayuntamiento incumplió la normativa europea al asociarse con el jeque.

En opinión del edil, la sentencia «pone en una situación muy complicada a la alcaldesa de Marbella». Porcuna preguntó por qué motivo Muñoz «privilegió a Al-Thani frente a empresarios locales asociándose con él; por qué no pasó por pleno la aprobación de una empresa mixta, y si contó con informes favorables de intervención».

Para el concejal socialista, «entre la señora Muñoz y su socio, el señor Al Tahani, han enterrado un gran proyecto para Marbella, un proyecto que contó desde el primer momento con el apoyo de la Junta de Andalucía y que sin embargo inexplicables intereses personales y empresariales han hecho naufragar».

Por su parte, Izquierda Unida, a través de su portavoz, Miguel Díaz, celebró el contenido de la sentencia y señaló que Ángeles Muñoz «embarcó al Ayuntamiento de Marbella en una aventura con los cimientos muy endebles, un gigante con pies de barro, y de manera ilegal, en un proyecto sin solvencia».

En su opinión, el TSJA no sólo ha dejado al descubierto la insolvencia e incapacidad del jeque Al-Thani, sino también «aÁngeles Muñoz que se asoció con él y embarcó al Ayuntamiento en la UTE que ahora ha quedado desacreditada por el máximo órgano judicial andaluz».

Díaz ha subrayado que «esta sentencia llega cuando la UTE del jeque y de la alcaldesa de Marbella ya estaba desacreditada por la vía de los hechos, ya que tras más de seis años no ha sido capaz de desarrollarlo, encallando un proyecto estratégico como la ampliación de La Bajadilla».

Por su parte, el gobierno municipal, a través de su portavoz, Félix Romero, aseguró que el único objetivo del Ayuntamiento «es velar por los intereses de los vecinos de la ciudad y por este motivo, cuando el Gobierno andaluz decidió, una vez más, no invertir en Marbella, en este caso en la ampliación del Puerto de La Bajadilla, y sacar a concurso este proyecto para que se ejecutara con inversión privada, desde el Consistorio se ofreció a los dos grupos que se presentaron a la licitación participar con un 3 por ciento».

Según Romero, mientras que la empresa que resultó adjudicataria aceptó la propuesta, el otro grupo optó por declinar la oferta al considerar que no tenía necesidad de ceder ese porcentaje al Ayuntamiento.

«La participación del Ayuntamiento siguió los trámites pertinentes y, tal y como establece la resolución judicial, desde el primer instante se aprecia la voluntad 'no escondida'del Ayuntamiento de no invertir recursos económicos propios ni de poner fondos municipales a disposición del proyecto. La única intención del Consistorio es prestar apoyo técnico para que saliera adelante un proyecto esencial en materia de infraestructuras y de empleo para Marbella y San Pedro al que la Junta no quiso destinar inversión ninguna, sino todo lo contrario», ha resaltado Romero.

Fotos

Vídeos