La operación contra una trama de delincuencia rusa suma ya once detenidos en la Costa del Sol

La Guardia Civil, ante las oficinas del Marbella Fútbol Club./Josele-Lanza -
La Guardia Civil, ante las oficinas del Marbella Fútbol Club. / Josele-Lanza -

La Benemérita arresta a los propietarios del Marbella Fútbol Club y Agua de Mijas, entre otros

HÉCTOR BARBOTTA/AGENCIASMarbellaJUAN CANOMálaga

La Guardia Civil está desarrollando en diferentes puntos de la Costa del Sol una operación dirigida contra la delincuencia organizada de origen ruso. El instituto armado realiza desde esta mañana un amplio operativo de registros en el que participan diversas unidades apoyadas por un helicóptero. Poco después de las dos y media la tarde han llegado guardias civiles acompañado de un grupo de abogados para proseguir con las tareas de registro de las oficinas. Los empleados del club siguen apostados a la puerta de la entidad y no se les ha dejado entrar en toda la mañana.

El registro se inició sobre las ocho de la mañana, cuando la Policía llegó a las oficinas, que aún estaban cerradas ya que el horario comienza a las diez de la mañana.

A lo largo de la mañana se han realizado registros también en Estepona y Puerto Banús.

De momento se han confirmado once detenciones, entre las que se encuentran la del propietario de Agua de Mijas y uno de sus asistentes.

Alexander Grinberg, propietario del Marbella Fútbol Club (archivo).
Alexander Grinberg, propietario del Marbella Fútbol Club (archivo). / SUR

Uno de los registros se realiza en las oficinas del Marbella Fútbol Club, situadas en los bajos del estadio municipal, y las oficinas de la empresa Agua de Mijas. Ambas sociedades son propiedad de ciudadanos rusos. La vivienda del propietario del Marbella, Alexander Grinberg, que también se encuentra entre los detenidos, ha sido registrada, según fuentes consultadas por este periódico.

A los detenidos se les imputan delitos de blanqueo y pertenencia a banda criminal, ya que se sospecha que lavaban dinero en España perteneciente de las actividades ilegales de la mafia rusa.

Se trata de una nueva actuación contra organizaciones asentadas en España con presuntos vínculos con la mafia rusa. El pasado mes de agosto, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno decretó prisión provisional para el capo ruso Vyacheslav Gulevich, que fue arrestado días antes en Mijas.

Lideraba una organización dedicada al tráfico de drogas, denominada Kemerovo, y que estaba asentada en Estonia. En la operación intervino la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía de la República de Estonia, en el marco de una operación conjunta con Orden de Detención Europea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos