Ojén analiza excrementos de perros en la vía pública para multar a sus dueños

Recogida de las heces en la vía pública. :: sur
Recogida de las heces en la vía pública. :: sur

Se trata de la última fase de la iniciativa que permitirá localizar a los infractores a través de un registro de ADN de los animales

P. C. MARBELLA.

El Ayuntamiento de Ojén ha puesto en marcha la última fase de la iniciativa que pretende eliminar los excrementos de animales de los viales públicos, con el inicio de los análisis de las heces que se encuentren en las calles, para proceder después a la localización de sus dueños y posterior sanción a los mismos.

«Con esta medida pretendemos dar una solución definitiva para concienciar a los vecinos de la necesidad de recoger las heces de sus mascotas por higiene y salubridad», explicó el alcalde de Ojén, José Antonio Gómez.

Para ello, se realizarán batidas especiales con carácter mensual, además de las recogidas diarias que realicen los operarios. Las sanciones oscilan entre los 60 y los 300 euros en el caso de las leves; entre 301 y 1.500 euros en las graves y desde los 1.501 hasta los 15.000 en las muy graves.

En este proceso estará siempre presente un miembro de la Policía Local que levantará acta de dicha recogida y que se encargará de verificar que la custodia y traslado de las muestras al laboratorio se realice correctamente. Una vez allí se analizarán, comparando su perfil genético con los ya registrados, se identificará al animal y en consecuencia, a su dueño.

Asimismo, el regidor quiso destacar los efectos que esta iniciativa ya está teniendo incluso antes de que se haya puesto la primera multa. «La ciudad ha constatado un notable descenso del número de heces», concluyó el primer edil.

Fotos

Vídeos