Obras de acondicionamiento renuevan la imagen del entorno del Pecho de las Cuevas

Estado en el que ha quedado la zona./SUR
Estado en el que ha quedado la zona. / SUR

El Ayuntamiento ha intervenido en la zona con tareas de limpieza, desbroce y sustitución del vallado

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El entorno del Pecho de las Cuevas ha cambiado su imagen tras la intervención municipal que se ha desarrollado en dos fases y que ha consistido en la limpieza y desbroce de la vegetación, así como la sustitución de tramos de vallado que se encontraban en mal estado y la puesta a punto del mobiliario urbano. De forma paralela se han colocado nuevos elementos en las barandillas de madera que habían sido objeto de actos vandálicos; se han instalado diferentes tramos de vallado «de simple torsión para garantizar la integridad de los usuarios»; y se ha realizado una puesta a punto del mobiliario urbano existente.

Esta intervención en este entorno forestal encontrará su continuación en 2018, cuando se redactará un proyecto de remodelación integral para poner en valor el Pecho de las Cuevas y su entorno como espacio paisajístico de gran valor. Este enclave está situado entre el Polideportivo Municipal Paco Cantos y la calle Jacinto Benavente y tiene una superficie aproximada de 40.220 metros cuadrados.

El concejal de Obras y Parques y Jardines, Javier García, ha subrayado que se trata de «un magnífico enclave forestal ubicado en el centro de Marbella que se encontraba muy degradado con la presencia de matorrales secos, árboles caídos y restos de vegetales, que eran un peligro como combustible forestal».

El edil ha explicado que para evitar ese riesgo y favorecer el desarrollo de la arboleda y del matorral noble, se ha procedido a realizar un tratamiento selvícola sobre toda la masa que ha consistido en el desbroce selectivo de matorral seco y de especies no autóctonas mediterráneas, la eliminación de árboles secos, la poda somera de pies restantes y la eliminación de ramas y troncos secos.

«Con esta primera intervención se favorece el desarrollo de la masa vegetal de la zona y se evita en gran medida el riesgo de incendios forestales», ha indicado García, al tiempo que ha apuntado que se favorece el tránsito de los usuarios por el entorno, «que ahora presenta mayor seguridad y menor peligro de caídas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos