Obligan al Ayuntamiento de Estepona a pagar a una trabajadora despedida estando embarazada

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Juzgado de lo Social número 11 de Málaga ha dictado sentencia ordenando al Ayuntamiento de Estepona a que abone, en el plazo de un mes, los salarios de una trabajadora del servicio de Ayuda a Domicilio, que fue despedida en 2016 cuando estaba embarazada.

El Ayuntamiento recurrió la sentencia que declaró «objetivamente nulo (por razón de su embarazo)» el despido de la trabajadora y lo condenaba a la readmisión como laboral indefinida. En esta nueva sentencia el juez señala que el Ayuntamiento «admite sin fisuras el incumplimiento hasta el momento de su obligación de readmisión de la misma y sostiene además su voluntad de esperar para ello la decisión de fondo y de la mano de una sentencia firme que se pronuncie, de una vez por todas» sobre la nulidad del despido.

El alcalde, José María García Urbano, ha reiterado que cumplirá las sentencias cuando sean firmes y se resuelvan los recursos interpuestos por el Ayuntamiento.

En esta nueva sentencia, el juez ordena al Consistorio a que «en el plazo máximo de un mes y hasta que no recaiga la oportuna resolución judicial firme» se abone a la trabajadora la suma diaria y bruta de 60,65 euros, con carácter retroactivo. Contra esta sentencia cabe recurso de reposición. Esta trabajadora forma parte del grupo de 16 que fueron despedidas en agosto de 2016 del servicio de Ayuda a Domicilio. 15 de ellas ya cuentan con sentencias favorables de readmisión, aunque el Ayuntamiento las tiene recurridas.

Por su parte, y en relación con procesos judiciales por cuestiones laborales, el equipo de gobierno informó la semana pasada que había alcanzado un nuevo acuerdo con 6 trabajadores despedidos en el ERE que afectó a 174 personas. Desde el Ayuntamiento destacaron que «así se alcanza la paz social, evitando la conflictividad y mejorando las condiciones de la extinción de la relación de estos empleados con el Consistorio».

Fotos

Vídeos