La ONG de Marbella donde trabajaba el monitor acusado de abusos: «Nunca vimos nada raro, no podíamos imaginar algo así»

Momento de la detención.

Desde el centro La Patera aseguran que están «tristes y preocupados» tras 34 años de servicio en Marbella

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Ni en la asociación ni en el centro La Patera, una de sus ramas dirigida a la prevención, habían percibido nada extraño en la actitud del monitor de 22 años investigado por presuntos abusos sexuales a cuatro menores. «Estamos impactados, no podíamos imaginar algo así. Si hubiéramos notado algo, habríamos sido absolutamente contundentes», afirma el psicólogo Jaime Álvarez, que dirige Horizonte Proyecto Hombre de Marbella, que comparte con Proyecto Hombre programas y metodología en atención terapéutica. «Ha sido un jarro de agua fría. Estamos tristes y preocupados, porque llevamos 34 años de servicio a la comunidad de Marbella y remamos justo en la dirección contraria a estos asuntos», añadió el responsable de la asociación, que quiso resaltar su total colaboración y la del centro con la policía y con la autoridad judicial para el total esclarecimiento de los hechos. «Nuestra actitud siempre ha sido de absoluta transparencia».

Estaba considerado «un chico normal» con –aparentemente– la «conciencia social» que requiere el voluntariado. Pero desconocían por completo su lado oscuro: dos antecedentes policiales por corrupción de menores y pedofilia. Esta semana ha sumado el tercero. La policía finalmente lo ha detenido por presuntos abusos sexuales a cuatro niños a los que daba clase como monitor en el Centro de Inserción Socioeducativa (CIS) La Patera, gestionado por la asociación Horizonte Proyecto Hombre de Marbella.

Fotos

Vídeos