Nuevos aires para el máximo órgano cofrade de Marbella

La junta entrante y la salienta, junto al alcalde, José Bernal, y el cura párroco, José Solórzano. /Josele-Lanza -
La junta entrante y la salienta, junto al alcalde, José Bernal, y el cura párroco, José Solórzano. / Josele-Lanza -

El presidente Francisco Gil renueva casi por completo su junta de gobierno con seis caras nuevas y crea la vocalía de la Virgen de la Victoria Los miembros de la reformada Agrupación de Cofradías de Marbella juraron ayer sus cargos

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Francisco Gil asumió ayer formalmente las riendas de la Agrupación de Cofradías de Marbella. Lo hizo durante una ceremonia solemne celebrada en la Iglesia de la Encarnación y en la que juró cumplir su cargo de presidente con la mano sobre la Sagrada Escritura. Tras él hicieron lo propio los miembros de su junta de gobierno y los siete hermanos mayores de las cofradías y hermandades de Semana Santa que por derecho propio se integran en el máximo órgano cofrade. Durante el acto se impusieron las medallas que acreditan la pertenencia a una cúpula que encara cuatro años de legislatura con un importante reto: acrecentar la unidad.

Gil se ha rodeado de un equipo de su máxima confianza para guiar al movimiento cofrade de Marbella, aunque como subraya, al final, siempre serán los hermanos mayores y él mismo en calidad de presidente de la Agrupación los que respalden o rechacen con su voto las decisiones de la junta de gobierno. Este órgano ha quedado integrado por nueve personas, una menos que en la etapa anterior. Sólo tres de ellas formaban parte del gobierno que dirigía el expresidente Salvador de la Peña y, por tanto, repiten en la dirección.

Se trata del hermano mayor de Santa Marta, Francisco Bootello, su homólogo en el Nazareno, Juan Pedro Pérez, así como del propio Gil, que decidió no presentarse a la reelección al frente de la Pollinica para centrarse en su nueva responsabilidad tras haber ocupado la vicepresidencia de la Agrupación en la legislatura anterior. Bootello, que ocupaba una vocalía, gana peso y asume el cargo de vicepresidente, uno de los cinco puestos que integran la llamada Comisión Permanente del órgano cofrade, el núcleo duro; mientras que Pérez repetirá como Fiscal de la Agrupación. Los otros seis integrantes de la junta de gobierno son incorporaciones nuevas.

Permanente

Se suman al proyecto de Gil el vocal de La Columna Miguel Ángel Jiménez y el tesorero del Nazareno, Salvador Flores. Con ellos se completa el quinteto de la Permanente, pues ocuparán, respectivamente, los cargos de secretario y tesorero. El presidente de la Agrupación ha encomendado también a personas nuevas la responsabilidad de las vocalías, otorgando en estos menesteres gran representatividad a cofrades vinculados a la Pollinica. Habrá cuatro vocales y no cinco como en la etapa anterior.

Técnicamente se suprime la comisión de horarios e itinerarios, funciones que asumirá la Comisión de Culto, que estará en manos del hermano de la Pollinica y vocal de la Soledad, Federico Vallés; se funden en una sola la vocalía de Protocolo y Formación, que ostentará Pedro Narváez, hermano de la Pollinica y pregonero de la Semana Santa 2016; se mantiene la Comisión del Resucitado, ahora bajo responsabilidad del teniente de hermano mayor de Santa Marta, Antonio Rafael Lomeña; y se crea la Comisión de la Virgen de la Victoria, cuyo peso llevará el hermano mayor de la Pollinica, Daniel Zarzuela.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos