Un nuevo plan velará por la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres de la plantilla municipal

José Bernal, junto a Ana Leschiera y Daniel Pérez. : / SUR

El Ayuntamiento se convierte en institución pionera en la provincia en la aplicación de medidas que eviten la discriminación laboral por sexos

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Un total de 55 medidas concretas articuladas en torno a ocho objetivos generales. Así se ha definido el Plan de Igualdad que quiere poner en marcha el Ayuntamiento de Marbella que se convierte de esta forma en institución pionera en la provincia en el desarrollo de acciones encaminadas a garantizar la igualdad de trato y oportunidades entre los hombres y mejores que integran la plantilla municipal. El documento, que se someterá hoy a la aprobación del pleno, nace tras un diagnóstico previo basado en sendos análisis cuantitativos y cualitativos en los que han participado todas las delegaciones con el objetivo de conocer la situación actual. Con este diagnostico, apuntaba ayer el alcalde José Bernal, se ha articulado este plan específico que contará con un responsable municipal que se encargará de tutelar cada una de las medidas para su implementación. Igualmente se ha establecido un calendario de aplicación e indicadores para evaluar el cumplimiento de estas medidas y el nivel de satisfacción. Será en un plazo de cuatro años cuando se revisen las acciones llevadas a cabo.

Entre las medidas que recoge el Plan de Igualdad se encuentra la constitución de una comisión para su seguimiento. Además se dará traslado de las medidas aprobadas a todo el personal municipal «para acercar este compromiso con la igualdad», apuntó el asesor responsable de Recursos Humanos, Daniel Pérez.

Otra de las medidas es la consolidación en el Ayuntamiento del uso del lenguaje y de una imagen corporativa igualitaria no sexista, se organizarán actividades que contribuyan a la consecución de la igualdad, se realizará una evaluación del impacto de género en los presupuestos y se visibilizarán los recursos destinados a estas políticas.

Acceso al empleo

El tercer y cuarto eje están relacionados con el acceso al empleo y la promoción profesional. En este sentido, abundó Pérez, en los pliegos de las contrataciones «se tendrán en cuenta la perspectiva de género y el fomento de la igualdad, así como en la puntuación de los méritos». Del mismo modo -explicó- se abordarán las diferencias salariales detectadas.

La salud laboral, el acoso y la violencia de género centran el quinto eje; y el sexto, la conciliación familiar y laboral, «medidas que ya están implantadas -reconoció el asesor responsable de Recursos Humanos- pero sobre las que se quiere informar y formar».

Los dos últimos ejes están vinculados con la formación laboral y con la representación paritaria de los órganos de personal «para atender el equilibrio entre hombres y mujeres».

«Queremos que se alcance la igualdad plena en el Ayuntamiento», remarcó el alcalde José Bernal, quien destacó que el Instituto Andaluz de la Mujer «ha colaborado y tutelado en la elaboración del plan y ya nos ponen como ejemplo de cómo se debe trabajar hacia la igualdad dentro de las instituciones».

El Plan de Igualdad para el personal municipal nace además con el consenso con los representantes sindicales. «Es un plan de empresa colectivo, participativo y dinámico», subrayó la delegada municipal de Igualdad, Ana Leschiera. «Es un documento vivo, ya que se pueden ir corrigiendo aspectos a lo largo de estos cuatro años».

Fotos

Vídeos