El nuevo Plan de Playas enfrenta a IU y PP por los nuevos espacios destinados a hamacas y masajes

Miguel Díaz reprocha que se haya aumentado la zona para aprovechamientos lucrativos. Manuel Cardeña le acusa de otorgar licencias de forma «alegal»

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Hace unos días salía a exposición pública, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), el Plan de Playas para Marbella para la temporada de 2018. El documento no termina de convencer a quienes durante los dos años del gobierno tripartito ostentaron el área municipal de Playas. IU alertaba ayer, por boca de su concejal Miguel Díaz, de que el documento recoge «aumentos destacados de ocupación en zonas de hamacas, masajes, calles náuticas y parques acuáticos», es decir, en los aprovechamientos lucrativos de particulares. Según Díaz, «algunas de estas nuevas ocupaciones se realizan revirtiendo acciones para la defensa del interés y uso público realizadas durante la época en la que IU estaba el frente de la gestión de playas, como la calle náutica de la playa de Guadalmina, que se modificó para que prestase servicio a más usuarios y no en exclusiva a los clientes de un hotel». Otro ejemplo que cita el concejal de IU es la instalación de una calle náutica en El Cable, «la playa más populosa del municipio, que pierde espacio para los bañistas con la proliferación de parques acuáticos».

Frente a estas críticas, el concejal del ramo, Manuel Cardeña, subrayó que «por primera vez» las autorizaciones de playas se otorgarán «de manera correcta y no de forma alegal, como hizo IU». Asimismo defendió que «nunca antes el Plan de Playas se había sometido a exposición pública para que todas las personas que quieran, también IU, puedan alegar lo que crean conveniente». Cardeña fue especialmente crítico con la gestión de sus antecesores en el cargo, contra los que vertió duras acusaciones. Según expuso el edil en un comunicado, «existen múltiples protestas de usuarios sobre la forma en la que IU gestionaba las playas de nuestra ciudad, basada esa gestión en el autoritarismo y en la intransigencia». En la misma línea afirmó que el litoral de Marbella «no puede gestionarse con una organización bolchevique sustentada en la represión», y aseguró que a la formación de izquierdas «ahora le cuesta asumir que se ha iniciado una nueva etapa basada en el consenso y en la participación».

Playas caninas

Desde IU se puso el acento además en el hecho de que el documento del Plan de Playas no incluya en sus planos «elementos fundamentales como las zonas de baño adaptado para personas con diversidad funcional, ni la zona de sombra asociada a estas zonas en Nueva Andalucía». La formación echa en falta también la recogida en planos de los 30 servicios públicos y los puestos de socorrismo, además de las playas caninas que se pusieron en funcionamiento el pasado año.

Sobre estos puntos, el concejal Manuel Cardeña explicó que los aseos y puestos de salvamento «no son equipamientos de explotación de temporada y que, por tanto, se tramitarán como fijos ante la Junta de Andalucía», así como que las zonas de baño adaptadas se incluyen en el Plan de Balizamiento.

Por otra parte, el edil aludió a que el anterior Ejecutivo local «no tramitó correctamente la catalogación de la playa para perros, ya que no se comunicaron a la Consejería de Salud los parámetros para que se retirara del catálogo de aguas». «Una vez más va a ser este equipo de Gobierno quien arregle lo que IU no hizo bien y subsane las deficiencias, realizando la tramitación según establecen la Consejería de Salud y la Consejería de Medio Ambiente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos