El nuevo plan de Aena contempla actuaciones para un horizonte de 26 millones de pasajeros

Pasajeros transitan por la terminal del aeropuerto de Málaga en busca de sus mostradores para facturar las maletas. :: fernando González/
Pasajeros transitan por la terminal del aeropuerto de Málaga en busca de sus mostradores para facturar las maletas. :: fernando González

El documento de revisión del Plan Director del Aeropuerto de Málaga cifra en más de 273 millones de euros la inversión necesaria

PILAR MARTÍNEZ MÁLAGA.

Los nuevos proyectos de Aena para el aeropuerto de Málaga se recogen en un documento, de julio del pasado año que se encuentra en exposición pública, y en el que sólo contempla actuaciones para garantizar la calidad del servicio para un horizonte de 26 millones de pasajeros. Este informe aborda tres escenarios en cuanto a previsión de la demanda esperada, desde los 21,1 millones de viajeros, pasando por los 24 millones, hasta un máximo de 25,9 millones de pasajeros, así como para un movimiento tope de unas 180.000 aeronaves. Y en base a ello, considera «imprescindible revisar el actual Plan Director», que es el instrumento de planificación aeroportuaria con el que dar respuesta a las necesidades. En la propuesta de revisión plantea actuaciones «con las que se confiere al aeropuerto de la Costa del Sol la capacidad suficiente para atender al tráfico con altos niveles de calidad», que cifra en una inversión total de 273.275 millones de euros.

Y es que este documento, aún sujeto a modificaciones, apunta que en el estudio realizado en la propuesta de revisión del Plan Director se detecta que para adecuar los niveles de servicio a la demanda prevista en este horizonte de casi 26 millones de viajeros habrá que disponer de 2,36 hectáreas de terreno en el exterior del límite actual del aeropuerto, aunque ya están incluidos en el interior de la llamada zona de servicio vigente.

Además, contempla adecuar el edificio de la T2-T3, en salidas y llegadas, para poder atender los nuevos puestos de estacionamiento en contacto con la línea de la fachada. También para ofrecer flexibilidad, en cinco de las nuevas puertas de embarque se dispondrán controles de seguridad en puerta, barajando también la posibilidad de ejecutar «un altillo de embarque que permita la separación de tráficos. Para los flujos en llegadas no Schengen se ejecutará un pasillo de desembarque a los largo de la fachada de la T2 y T3. En la terminal más nueva, la que se inauguró en 2009, también se proyectan actuaciones para adecuar su interior», precisa.

En el apartado de aparcamientos, este proyecto apunta que se construirá un servicio un nuevo edificio de aparcamientos en altura, de hasta tres plantas, para su uso público, rentacar y abonados con capacidad para 1.974 plazas. También plantean elevar el aparcamiento P3 actual con una planta más para su uso de larga estancia y con 275 nuevas plazas, así como ejecutar una planta más en el aparcamiento de superficie de rentacar, con 1.832 plazas. El documento inicial estratégico de la propuesta de revisión del Plan Director prevé también reorganizar la zona de apoyo a las aeronaves en la zona sur, donde actualmente se encuentran los hangares de la DGT y otros servicios.

Asimismo, señala un espacio de apoyo a los aviones, con una zona destinada a un futuro desarrollo de hangares y una nueva calle de rodaje de accesos a los mismos. Eso sí, «sin que suponga la necesidad de realizar ninguna actuación si no se produce una demanda firme de las mismas», precisa.

También contempla ampliar la zona de aviación general, y en la parte norte prevé delimitar varias parcelas dedicadas a actividades complementarias.

Para todas estas actuaciones, el informe ofrece hasta cinco alternativas diferentes para su estudio. Incluidas distintas opciones para satisfacer la demanda a largo plazo, requiriendo para ello el uso de pistas mixtas o semi mixtas, lo que conllevaría la necesidad de disponer de un conector de doble sentido, o 'doble-link', que incluye en la inversión global.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos