Nobu abre la semana próxima su hotel en Marbella, dirigido al público adulto

Piscina del hotel Nobu, que abrirá a finales de mes. /SUR
Piscina del hotel Nobu, que abrirá a finales de mes. / SUR

Con 49 habitaciones, está situado en torno a la plaza de Puente Romano y formará parte de la oferta del cinco estrellas

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

En un hotel del lujo el jaleo y la música nocturnos pueden ser una dificultad que ocasione quejas de los clientes... o un reclamo si quienes se hospedan lo que van buscando es precisamente eso. El perfil de los hoteles de más alta gama ha cambiado y dista mucho de ser uniforme. En esa transformación del mercado turístico de lujo se sustenta el nuevo proyecto hotelero que impulsa Puente Romano, uno de los hoteles más señeros y cotizados de Marbella, que supone la llegada a España de la división hotelera de Nobu, marca que ya cuenta con un establecimiento gastronómico en el hotel.

Antes de que termine marzo abrirá en torno a la plaza de Puente Romano, que a la sombra de Dani García y y del propio Nobu restaurante se ha convertido en uno de los puntos neurálgicos de la oferta de ocio y de restauración de Marbella, un nuevo hotel para adultos dirigido especialmente al segmento de parejas y clientes solteros que llegan a la ciudad atraídos por su oferta de ocio. El concepto de ‘hotel dentro de un hotel’ es novedoso en España, pero ya se ha aplicado con éxito en otros destinos turísticos, según explica el director de Puente Romano, Jorge Manzur.

El hotel Nobu abrirá sus puertas el próximo 22 de marzo para recibir a ‘influencers’ de todo el mundo, que han sido invitados de acuerdo a una estrategia de promoción signada por la nueva época y por el segmento de mercado al que va dirigido, y una semana más tarde comenzará a recibir público. El hotel estará abierto solamente en temporada alta y la previsión es que cierre a principios de octubre para volver a abrir en marzo del año próximo.

Una marca hotelera en plena expansión global

La marca hotelera Nobu, creada a la sombra del prestigio gastronómico del cocinero japonés Nobu Matsuhisa, fue puesta en marcha por el restaurador en sociedad con dos hijos de Hollywood, el actor Robert de Niro y el productor Meir Teper. El primer hotel de esta cadena se abrió en 2013 dentro del Caesars Palace de Las Vegas, también con el concepto de ‘hotel dentro de un hotel’ y desde entonces se encuentra en un proceso de amplia expansión. Actualmente cuenta con hoteles, en Miami, Manila, Las Vegas, Malibú, Palo Alto, Ibiza, Riad y Londres y sus planes pasan por abrir además de en Marbella, en Barcelona, Chicago, Los Cabos, Toronto, San Pablo, Atlanta, y Bahrein.

El concepto sobre el que descansará esta propuesta de Puente Romano es el de darle continuidad en el apartado del alojamiento al impulso que supuso la apertura de restaurantes y locales de ocio de primer nivel en la plaza del hotel. Alrededor de ese espacio se encuentran las 49 habitaciones más antiguas del establecimiento, con casi medio siglo de existencia, para las que la propia vida de la plaza se había convertido en un obstáculo a la hora de alquilarlas. El ruido se convertía en ocasiones en una fuente de quejas.

Cuando desde el hotel se comenzó a segmentar los clientes a los que se les asignaba esas habitaciones en función de su perfil, las quejas desaparecieron. Se comprobó que para los huéspedes jóvenes y las parejas que viajan sin hijos, el ambiente de diversión distaba de ser una molestia. El dj que todas las noches anima la plaza formará ahora parte del reclamo del nuevo hotel, con la ventaja de que la música podrá escucharse desde la terraza de las habitaciones.

La llegada de Nobu ha supuesto una remodelación total de las habitaciones bajo un concepto minimalista. Se prevé que la rentabilidad de estas habitaciones, con este nuevo concepto, se multiplique al menos por cinco. El ‘hotel dentro del hotel’ tendrá su propia recepción, salones para reuniones y su propia piscina, con la altura del agua hasta la cintura, que contará con una barra ‘snack’ con zumos naturales, bebidas frías y sushi. Además, el servicio de habitaciones 24 horas tendrá platos de la carta de Nobu.

El nuevo hotel funcionará con personal de Puente Romano, aunque está previsto que se realicen algunas incorporaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos