NATURALMENTE MARBELLA

FRANCISCO MOYANO

RARAMENTE, más allá de nuestras fronteras locales, se dan referencias sobre Marbella que se aparten de los convencionalismos conducentes a resaltar nuestros trescientos veinte días de sol al año, o la temperatura media de dieciocho grados. Ha sido y es recurrente destacar una faceta frívola que, analizándolo con sosiego, no es tan fiera como la pintan. Marbella sigue siendo una gran desconocida en el ámbito de la cultura y de la Historia, a pesar de los pasos que se han dado, gracias al empeño de administraciones y, sobre todo, instituciones privadas que han tomado como objeto de su existencia aquilatar la importancia de Marbella en las diferentes facetas. Una de esas instituciones es 'Marbella Activa', animadora de una ciudadanía en movimiento, agitando conciencias y facilitando encuentros con señas de identidad soterradas por variadas circunstancias, entre las cuales no se pueden omitir actuaciones interesadas por parte de determinados grupos. Una ciudadanía activa que proteja su entorno necesita contar con un arma fundamental: el conocimiento de cuanto le rodea; en definitiva, contar con una educación sólida y productiva. 'Marbella activa', prácticamente desde su creación, lleva implicada en un riguroso proyecto educativo que posee plasmaciones físicas en unas publicaciones, dirigidas a los niños y jóvenes, pero que también proporcionan elementos de conocimiento a los adultos. En mayo de dos mil dieciséis vio la luz el libro 'Descubre Marbella y San Pedro', un atractivo y ameno recorrido por los lugares históricos del término municipal; libro bilingüe que fue repartido en los centros educativos como herramienta didáctica de trabajo y con el poderoso reclamo de las ilustraciones de María Corredera, imprescindible y eficaz complemento de los textos de Javier Lima y David Bailón. Poco más de un año después, se ha presentado el segundo de los libros: 'Marbella naturalmente'. 'Marbella activa' se ha superado en su esfuerzo y ha logrado una publicación con el grado de excelencia, a modo de cuaderno de campo, en formato apaisado, en tapas duras. Un recorrido apasionante por el medio natural, donde es todo lo que está pero no está todo lo que es, que suscita el interés en el lector para seguir profundizando. Nos introduce en los espacios naturales y ecosistemas de Marbella, los terrestres y marítimos y también los que se «ocultan» en el entramado urbano de la ciudad. Entre las muchas virtudes del libro se encuentra la de haber aunado el lenguaje, en singular mescolanza, dirigido a los niños y a los adultos. Pero este no es un libro simplemente para leer, acaso su mayor eficacia divulgativa se centra en el aspecto visual; se nos invita a situarnos en un activo rol de 'voyeur' para dejarnos seducir por el rico patrimonio, muy desconocido, de la naturaleza rica y variada del término municipal de Marbella. El autor de las extraordinarias ilustraciones, realizadas con la técnica de la acuarela, es el diseñador Raúl León González, quien confiesa no ser un especialista en naturaleza o biodiversidad, pero ha tenido que aprender para llevar su trabajo a buen puerto. Los textos son de Javier Lima Molina, Antonio Figueredo Navarrete y David Bailón Ramírez. Cuenta con prólogos del naturalista Joaquín Araujo y el biólogo Jesús Duarte Es una edición bilingüe, inglés y español, habiéndose encargado de la traducción Vernon Luis Álvarez. Los ríos, los humedales naturales y artificiales, los ecosistemas, la fauna y la vegetación, los pinares, la Torre del Cable (el testimonio de un pasado minero), adquieren protagonismo en las páginas de este libro y también una babosa marina llamada 'Tambja marbellensis', un endemismo propio que hace del mar de Marbella el único lugar del planeta donde se da. 'Marbella naturalmente' ha sido posible gracias a una confluencia de mecenas conocidos, otros anónimos mediante el micro mecenazgo y el patrocinio de la 'Fundación Fuerte'. Este libro terminará su recorrido -posiblemente lo empiece- cuando se encuentre en todos los colegios e institutos, públicos y concertados, y desarrolle sus potencialidades como instrumento de enseñanza y aprendizaje. Desde este momento, Marbella Activa pone en marcha un nuevo proyecto, para el que ya se ha comprometido la Fundación Fuerte: un libro, con similares planteamientos, sobre las aves de Marbella. Si es desconocida nuestra historia, mucho más lo es el ámbito natural, aunque en los últimos años se hayan dado pasos importantes, como las publicaciones de 'Mujeres en las Veredas'. 'Marbella naturalmente' es una contribución fundamental; debería ser nuestro cuaderno de campo de cabecera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos