Mural a prueba del paso del tiempo en Manilva

El alcalde con la artista revisan el nuevo mural. :: ch. márquez/
El alcalde con la artista revisan el nuevo mural. :: ch. márquez

El nuevo mosaico para la plaza de la Vendimia, creado por la artista local Concha Ferrer, estará colocado antes de la feria

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Manilva es un pueblo ligado a la vid. Su pasado agrícola está presente en todos los rincones y, preferentemente, en la plaza de la Vendimia donde lucía un inmenso mural con escenas campestres. Pero con el paso del tiempo el mosaico se fue deteriorando.

La artista local Concha Ferrer explica que el uso de nuevos materiales en el anterior mural fue la causa de que éste se desprendiera y obligara al Ayuntamiento a su retirada, como medida de seguridad. Desde entonces, Ferrer trabaja en la creación de un nuevo mural con novedades.

La obra tiene 9 metros de largo por 3,60 de alto y está integrada por azulejos de 20x20 centímetros. La artista ha utilizado la técnica de la 'cuerda seca', que ya se utilizaba en la época Omeya, y plenamente desarrollada en Al-Andalus. Consiste en trazar el dibujo con una mezcla de materia grasa y óxido de manganeso en los azulejos para luego aplicar los esmaltes de color. El dibujo queda en relieve a diferencia de otras técnicas de diseño de cerámica o azulejos.

La nueva obra representa al fondo al pueblo y delante distintas escenas con niños, personas mayores, gente trabajando en el campo, paseros, un caballo, hombres cargando cajas, algunos bebiendo, otros durmiendo la siesta. En total 46 personajes que representan la vida de la antigua Manilva. Y miles de hojas de vides.

El trabajo va ya por cuatro meses, pero Concha no quiere prisas, «que por esa misma razón, por ponerlo rápido, y por el uso de unos materiales nuevos no adecuados, se cayó el anterior», que duró unos cuatro años. Se fue cayendo a trozos, al principio las piezas se volvían a colocar como un puzzle, pero fueron tantas las que se desprendían, que optaron por retirarlo.

Con la técnica de la 'cuerda seca' esta obra puede durar miles de años, asegura la artista, y así lo atestiguan obras realizadas a lo largo de la historia.

El alcalde, Mario Jiménez, que esta semana ha visitado el taller para conocer de primera mano cómo avanzan los trabajos, ha manifestado que este mural es «una representación de lo que fuimos y de lo que somos; hombres y mujeres con una seña de identidad trabajando nuestra tierra».

El regidor ha asegurado que esta obra artística estará colocada antes de la feria de la Vendimia.

Manilva reivindica también sus murales, esta vez de cerámica, repartidos por sus calles. Destaca el de 'Los corceles de Neptuno' con 20 metros de largo por 10 de alto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos