El 60% de las multas de tráfico en Marbella son por parar o aparcar indebidamente

Vehículos en doble fila en Fuente Nueva, en San Pedro. :: josele-lanza/
Vehículos en doble fila en Fuente Nueva, en San Pedro. :: josele-lanza

El exceso de velocidad, que ha vuelto a dispararse, se lleva el 30% de las 24.432 sanciones de la Policía Local en el año pasado

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Calle el Fuerte. Marbella. 12.45 minutos de la mañana. En la acera norte, una fila de coches estacionados en el tramo de la zona azul. Más adelante, motocicletas aparcadas en el espacio reservado para tal fin. En doble fila, dos turismos. Sus propietarios bajan y entran en un comercio de la calle. En triple fila, dos furgonetas que necesitan descargar en un bar y no tienen donde parar. Justo enfrente, un autocar que sale del hotel intenta sin éxito hacer el giro a la derecha para salir a Ramón y Cajal. No puede. La triple fila de enfrente se lo impide. La situación provoca que la ristra de coches que entran, precisamente desde Ramón y Cajal no puedan acceder al túnel de El Fuerte. Pitidos. Una señora sale de un comercio a toda prisa e intenta retirar su coche mal estacionado. No puede. Una de las furgonetas en triple fila se lo impide. El escenario se repite con más asiduidad y en más escenarios de lo que a los conductores nos gustaría. Pero la solución es tan fácil como que todos tomáramos conciencia de no parar ni estacionar donde no está permitido. A la vista de las estadísticas que maneja el cuerpo municipal de policía en Marbella, el mal aparcamiento es la infracción más común en la ciudad. Un problema que, como se observa del repaso de los datos, va en aumento. Durante el ejercicio de 2017 estas infracciones se han disparado y parar o estacionar en lugar prohibido copa ya el 57,7% del total de denuncias efectuadas por la Policía local en todo un año. Le sigue el exceso de velocidad, con el 27,4% de las multas.

El año pasado la Policía Local de Marbella puso un total de 24.432 multas por diferentes infracciones referidas al tráfico. De ellas, 14.082 corresponden a multas por parada o estacionamiento inadecuados. La cifra es muy similar a la registrada en 2014, año a partir del cual había comenzado a bajar: 13.337 en 2015 y 10.023 entre enero y octubre de 2016. El repunte se achaca a la mayor vigilancia policial, pero también al incremento del tráfico en los años posteriores a la crisis, y a la reducción paulatina de aparcamientos en el centro.

Otro dato llamativo de las estadísticas del cuerpo policial municipal es el incremento de las multas por exceso de velocidad. Los conductores que hace tres años comenzaron a levantar el pie del acelerador con la entrada en funcionamiento del radar fijo de la Milla de Oro y la activación del cinemómetro de control móvil han relajado su vigilancia a tenor de las estadísticas. 7.831 multas en el año 2014, que bajaron hasta las 6.761 del año siguiente (tras el primer año de funcionamiento del radar fijo), y a las 3.355 registradas entre enero y octubre de 2016. El año pasado se cerró con un total de 6.419 sanciones. Una cifra correspondiente a sólo ocho meses, dado que el radar de la Milla de Oro estuvo inactivo «por ajustes», indican fuentes municipales, durante los meses de marzo, abril, mayo y junio. Fue agosto el mes con mayor número de multas, un total de 1.831. La velocidad máxima registrada por el radar de la Milla de Oro en un tramo con velocidad limitada a 80 kilómetros por hora fue de 198 kilómetros por hora. Los domingos, en el tramo horario entre las dos y las cinco de la tarde, es el momento en el que mayor número de infractores detectó este radar. A ese dato hay que sumar otras 342 infracciones identificadas por el cuerpo policial a través de las diferentes campañas del radar móvil efectuadas durante todo el ejercicio.

El radar de la Milla de Oro cazó un vehículo a 198 kilómetros por hora en una vía limitada a 80

Y si parece que los conductores de Marbella se han relajado frente a los controles de velocidad, las cifras hablan de que tampoco están muy dispuestos a aparcar el teléfono móvil mientras se va al volante. 553 denuncias se formularon durante al pasado año, frente a las 456 del año 2014, las 514 de 2015 y las 404 de los diez primeros meses de 2016. Otra de las sanciones más elevadas en número de cuantas aparecen especificadas en los datos corresponde a la presencia de alcohol y drogas en los controles efectuados a los conductores, dato que experimenta también una subida.

En conjunto se impusieron 387 multas (346 por alcohol y 41 por drogas). Mayor concienciación existe en cuanto al uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil, con apenas 205 sanciones frente a las 338 que se registraron hace tres años.

Se mantiene en cifras similares a años anteriores el numero de multas por no llevar el casco de protección al circular con motos, con un total de 28. Lo mismo ocurre con los casos en los que los agentes 'cazaron' a los infractores saltándose un semáforo en rojo: 262 casos durante el año pasado; 268 en 2016 y 305 un año antes.

La Policía Local recoge en su informe de actividad del año 2017 (cuando precisamente el cuerpo ha cumplido 150 años de existencia) datos de los diferentes controles efectuados en campañas especiales de tráfico y seguridad. De esas campañas salieron las diez denuncias por intrusismo en transporte de alquiler con conductor de hasta 9 plazas en una intervención en la que se controlaron 67 vehículos; 4 sanciones en vigilancia y control de camiones y furgonetas realizada entre 156 vehículos; o las 4 multas en el control de señalización de vehículos averiados y uso de chalecos reflectantes, en una campaña con 326 vehículos revisados.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos