Muere un joven tras una agresión en la fiesta de la primavera de Manilva

Lugar en el que ocurrieron los hechos./SUR
Lugar en el que ocurrieron los hechos. / SUR

La investigación apunta a que recibió dos puñetazos en una reyerta a la que era ajeno, cayó desplomado y se golpeó la cabeza contra el suelo

JUAN CANO , ALVARO FRÍAS y CHARO MÁRQUEZMálaga

La Guardia Civil investiga la muerte de un joven de 27 años en el transcurso de una reyerta que tuvo lugar la madrugada del sábado al domingo durante la celebración de la fiesta de la primavera en Manilva. La víctima, de nacionalidad española y residente en la localidad, habría recibido dos puñetazos, cayó desplomada y se golpeó la cabeza contra el suelo.

Los hechos sucedieron poco después de las cuatro de la mañana en las inmediaciones de la plaza de Martín Carpena, donde la noche del sábado se congregaron cientos de personas para celebrar la fiesta de la primavera. La refriega se desarrolló en una zona algo apartada del recinto, menos iluminada, donde suelen reunirse grupos de jóvenes de la localidad para hacer botellón.

Los investigadores de la Benemérita tratan de averiguar cuál fue el detonante de la pelea y han empezado por tomar declaración a posibles testigos de la misma. Según los primeros testimonios recabados, todo habría comenzado a raíz una acalorada discusión entre chicas. La víctima pasaba por allí en esos momentos, ajena a lo que sucedía.

Al parecer, y siempre según estos testigos, un joven que iba con las chicas le recriminó por quedarse mirando y, acto seguido, le propinó dos puñetazos. Los golpes le hicieron caer y se golpeó la cabeza contra el suelo, quedando inconsciente. Aunque se avisó inmediatamente a los servicios de emergencias, los sanitarios que lo asistieron solo pudieron certificar su muerte.

El presunto agresor se entregó horas después en la comisaría de Estepona

El cadáver de la víctima fue trasladado a primera hora de ayer al Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, donde se le practicó la autopsia. Como marca el protocolo para todos los casos sospechosos de homicidio, dos médicos forenses examinaron el cuerpo para intentar aclarar la causa del óbito.

La Guardia Civil se hizo cargo inmediatamente de las pesquisas para detener al autor de la agresión, que no fue localizado en el lugar de los hechos por las patrullas que actuaron. Los agentes no tardaron en identificar a un sospechoso, un joven de la misma edad y vecino de Estepona que acabó entregándose en la mañana de ayer en la comisaría de policía.

El Ayuntamiento de Manilva ha colgado en su página de Facebook una convocatoria de pleno «extraordinario y urgente» a las cinco de la tarde de ayer para condenar la violencia y decretar tres días de luto por la muerte del joven, que era vecino de la localidad, donde también reside su familia. La corporación municipal usó la misma red social para dar el pésame a la familia del fallecido.

El alcalde, Mario Jiménez, ha explicado que se ha convocado una manifestación hoy a las 20.00 horas. «Vamos a iniciar las movilizaciones necesarias para exigir mayor número de efectivos de la Guardia Civil en Manilva». Jiménez calificó el suceso de «hecho aislado» y precisó que la fiesta tenía su propia seguridad privada, reforzada con 12 policías locales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos