El 'caso Minutas 2' suma una nueva pena de cárcel para Julián Muñoz

El 'caso Minutas 2' suma una nueva pena de cárcel para Julián Muñoz

La Audiencia condena también al exsecretario de las sociedades municipales, Modesto Perodia

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Suma y sigue. El currículum judicial de Julián se continúa engrosando. La Audiencia Provincial de Málaga lo acaba de condenar a seis meses de prisión por prevaricación administrativa en el marco del conocido como 'caso Minutas 2'. También han sido condenados el exsecretario de las sociedades municipales Modesto Perodia, en prisión por el 'caso Saqueo 2', que deberá cumplir una pena de un año y ocho meses de prisión, y la abogada Laura Sánchez, letrada del bufete de José María del Nido, a quien se le impuso una pena de 23 meses de prisión cuya ejecución ha quedado suspendida. La sentencia absuelve a los exediles Antonio Luque y Alberto García Muñoz. En el momento del juicio, el miembro del consejo de administración de una de estas sociedades Esteban Guzmán Lanzat se encontraba prófugo de la justicia, por lo que no se sentó en el banquillo.

El tribunal hace referencia a que tanto Julián Muñoz como Modesto Perodia, aprovechando la opacidad y carencia de controles efectivos de las sociedades municipales participadas, a partir del primer trimestre de 2000 y coincidiendo con la Junta General que amplió el objeto social de Control de Servicios Locales S.L., canalizaron pagos por servicios jurídicos, principalmente relacionados con la fiscalización por el Tribunal de Cuentas del Ayuntamiento de Marbella, a traves de esa entidad,"a la que se le atribuyeron facultades y competencias de contratación no propiamente contempladas en el objeto social de la misma", según la sentencia. De esa manera, emitieron solicitudes para que desde el Ayuntamiento de Marbella se le proveyera de fondos, para posteriormente firmar talones nominativos o autorizar transferencias para el pago de las minutas a la abogada condenada.

Como consecuencia de esta actuación ilícita, en abril de 2000 la citada sociedad municipal firmó un contrato de arrendamiento de servicios con la letrada con el concepto genérico de "representar, dirigir, defender, gestionar y asesorar a dicha sociedad en todos los asuntos que le fueren confiados y con una duración quinquenal", hasta el 1 de mayo de 2005. En ese contrato se fijaba una remuneración mensual por los servicios prestados, claramente abusiva e injustificada, según la sentencia, que suponían 61.000 euros al año con revisiones anuales del 5%, "prescindiendo completamente de la normativa administrativa vigente en materia de contratación por parte de las Administraciones Públicas", señala el tribunal.

El contrato de arrendamiento de servicios de fecha 1 de abril de 2000, que tenía una duración prevista de cinco años hasta mayo de 2005, fue rescindido anticipadamente por el consejo de administración de Control de Servidos Locales, S.L.,el dia 1 de septiembre de 2003, tras la moción de censura que desplazó a Muñoz de la Alcaldía, con el argumento de que "no estaba acreditada la prestación de servicios profesionales desde el 31 de julio de 2002". Sin embargo, el Ayuntamiento no exigió el reintegro de cantidad alguna. "De hecho -señala la sentencia- no consta que la acusada Laura Sánchez realizara trabajo de asesoría jurídica alguno para la sociedad municipal Control de Servidos Locales, S.L. durante la vigencia de dicho contrato ni con anterioridad".

El tribunal sostiene que, por el contrario, su intervención profesional como letrada se limitó a actuar en colaboración o apoyo del titular de su despacho José María del Nido Benavente en relación con la fiscalización del Tribunal de Cuentas del Ayuntamiento de Marbella, "servicios por los que el antes citado,había sido irregularmente contratado y por los que giró y cobró,cuantiosas y millonarias minutas al Ayuntamiento de Marbella siendo por ello condenado" en el 'caso Minutas' por prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos. Asimismo, la condenada colaboró profesionalmente con este Letrado titular del despacho donde trabajaba en otros asuntos judiciales por los que esté emitió sus correspondientes minutas al Ayuntamiento de Marbella.

La sentencia establece el pago de una responsabilidad civil solidaria por parte de los tres condenados en favor del Ayuntamiento de Marbella por 218.000 euros, y de otros 198.000 euros, también en favor del Ayuntamiento, que deberán ser abonados por Muñoz y Perodia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos