La ministra de Medio Ambiente fija para 2018 la estabilización de las playas de San Pedro

Turistas tomando el sol en el litoral sampedreño. :: josele-lanza/
Turistas tomando el sol en el litoral sampedreño. :: josele-lanza

Isabel García Tejerina confirma que la instalación de los espigones está incluida en este proyecto

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Lo había adelantado el Subdelegado del Gobierno pero ayer la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, lo confirmó. El proyecto de estabilización de las playas comenzará en 2018. En concreto el que afecta a las playas de San Pedro Alcántara, al no requerir informe de impacto medioambiental.

Tejerina, que ayer inauguró en Estepona la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) Guadalmansa-Estepona, explicó que su ministerio está trabajando en dos actuaciones: por una parte, las playas de San Pedro Alcántara, cuyo proyecto se contratará a lo largo de 2017 y las obras podrían comenzar en 2018; y por otra parte, las de las playas de Nagüeles y La Bajadilla que requieren declaración de impacto ambiental y por lo tanto, según García Tejerina, «debido a su envergadura, el procedimiento hará que se acometa antes la de San Pedro».

La ministra mostró su confianza en que «en el menor tiempo posible se inicien las obras». Sí fue contundente al afirmar que estos proyectos de estabilización contemplan la instalación de espigones, tal y como demandan las fuerzas políticas del municipio, los hoteleros y la Plataforma Pro Espigones Transitables.

«El Ayuntamiento está al corriente de estas inversiones y conforme con ellas» isabel garcía tejerina

García Tejerina recordó que hace un mes y medio se produjo una reunión con el Ayuntamiento de Marbella en el ministerio «que está al corriente de todas estas inversiones y conforme con ellas, por lo cual avanzaremos lo antes posible en ese compromiso».

El Ayuntamiento de Marbella propuso al Gobierno adelantar con cargo a sus recursos propios la financiación de las obras de estabilización de las playas e incluso estimó en 11 millones de euros la partida. El consistorio pretendía alcanzar un acuerdo con el Gobierno para que éste devolviera el dinero con la máxima flexibilidad, con tasas fijas o incluso descontándolo del canon que todos los años paga el Ayuntamiento a Costas. Ante el ataque de los temporales y los continuos aportes de arena que se deben repetir cada año, hasta los propios hoteleros se ofrecieron a financiar la estabilización de las playas. Tras las declaraciones de la ministra parece que la voluntad del Gobierno central es acometer las obras sin ayuda.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos