20 millones para reducir la deuda

El presupuesto de 2018 contempla el abono de 20 millones de euros para hacer frente a la deuda, que el equipo de gobierno cifra en 300 millones heredados de corporaciones anteriores hasta junio de 2011. El edil de Hacienda ha avanzado que el objetivo es situar la deuda en 150 millones de euros el próximo año. Además ha señalado que en 2018 se terminará de pagar las deudas heredadas con la Agencia Tributaria (que ascendía a 19,2 millones de euros), «que dejaron sin pagar anteriores gobiernos». Advierte que las cuentas municipales para el ejercicio 2018 no contemplan concertar préstamos «que hipotequen el futuro de las próximas generaciones». Y asegura que el actual equipo de gobierno no ha formalizado ningún préstamo para financiar sus gastos corrientes, ni sus inversiones y, «soporta en la actualidad el peso de anualidades por préstamos de 9 millones de euros de anteriores corporaciones, por las facturas impagadas por el anterior equipo de gobierno (66 millones de euros) y por el pago de sentencias (10 millones de euros)». Aguilar ha subrayado que este equipo de gobierno se define «por la responsabilidad en no generar más deuda y por pagar la que dejaron los responsables de los gobiernos anteriores a 2011».

Fotos

Vídeos