Más de un millar de personas visitan la Villa Romana tras la reconstrucción de la Medusa

N. CASTRO MARBELLA.

Mientras estuvo intacta fue uno de los grandes reclamos de la Villa Romana de Marbella y ahora, tras su reconstrucción a causa del expolio sufrido hace dos años, el mosaico de Medusa vuelve a ser un gran foco de atención como lo demuestran las más de mil visitas que ha recibido el yacimiento arqueológico de Río Verde durante los meses de enero y febrero.

Este Bien de Interés Cultural (BIC) en el que se pueden observar mosaicos romanos de más de 1.800 años de antigüedad y que fue abierto al público en 2013, es visitado anualmente por entre 3.000 y 4.000 personas. La avalancha registrada en lo que va de año -1.008 visitantes- vaticina un posible récord y es explicada por la responsable de Cultura, Enseñanza y Patrimonio Histórico de Marbella, Carmen Díaz, por «el creciente interés por la historia y la arqueología del municipio». Respondiendo a esta demanda, la delegación viene organizando en los últimos meses talleres infantiles, visitas guiadas a grupos, recreaciones históricas y la elaboración de un cuaderno pedagógico para escolares.

Para Díaz estas cifras permiten ser muy optimistas en cuanto al futuro de la Villa Romana, que, según afirma, tiene potencial para seguir creciendo y convertirse en un referente cultural de la ciudad. «Un aspecto muy importante para favorecer la promoción de este yacimiento ha sido la mejora en la señalización que permite a los ciudadanos tener conocimiento de la existencia del mismo y acceder con facilidad», apuntó la responsable respecto a los cambios introducidos, que incluyen la visita guiada a cargo de un arqueólogo viernes, sábados, domingos y festivos de 10.30 a 13.30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos