Medalla del municipio y Mención Honorífica para el exDefensor del Pueblo Andaluz

CH. MÁRQUEZ CASARES

El que fuera Defensor del Pueblo Andaluz desde 1996 hasta 2013, José Chamizo, compartió ayer protagonismo con Blas Infante. El que durante 11 años ha presidido el jurado de estos premios (ahora lo hace su sucesor Jesús Maeztu), recibió un reconocido homenaje por parte de Casares que le concedió la medalla del pueblo y una Mención Honorífica. El alcalde, José Carrasco, destacó su figura y su trabajo en defensa de los más desfavorecidos. «Personas como Chamizo son imprescindibles en este injusto mundo que nos ha tocado vivir. Un sacerdote que ha mirado más a la tierra que al cielo, un gran conocedor de las miserias humanas», lo describió.

El homenajeado, por su parte, reivindicó la figura de Blas Infante aunque se quejó de que «sigue siendo un gran desconocido, al igual que su ideario, pese a que todavía es muy actual». Así destacó el sentido de la identidad como pueblo de los andaluces y la solidaridad.

«La identidad del pueblo andaluz incluye su capacidad de acogida al desconocido, pero noto que se va perdiendo con argumentos baladíes y corre el riesgo de perderse», advirtió. Respecto a la solidaridad Chamizo señaló que es «una actitud del corazón» pero también está en peligro «porque los grandes poderes están colonizando los sentimientos».

Deseó que «ojalá gane lo genuino de Andalucía, un pueblo que abraza a otros pueblos, no sólo a los cercanos, sino a los más alejados. Ojalá el sentido universal del pensamiento de Blas Infante nunca lo perdamos».

Chamizo no dejó pasar la oportunidad para dar un repaso a los políticos a los que acusó de olvidar su dimensión de servicio a la comunidad. «Hay políticos honestos pero otros muchos que se sirven de la política para ellos mismos».

Fotos

Vídeos