Marbella solicita la cesión del faro para abrir un aula del mar y un área de exposiciones

El edificio de viviendas acogerá la sede de la concejalía de Playas. /Josele-Lanza -
El edificio de viviendas acogerá la sede de la concejalía de Playas. / Josele-Lanza -

La propuesta remitida ya a la Autoridad Portuaria contempla el uso de las instalaciones anexas a la torre a cambio de un canon anual de unos 50.000 euros

MÓNICA PÉREZ MARBELLA.

Han sido años de idas y venidas en una reclamación que puede llegar en breve a buen puerto. El Ayuntamiento de Marbella acaba de realizar a la Autoridad Portuaria de Málaga una nueva petición para la cesión a la ciudad de las instalaciones anexas al Faro de la ciudad. Las conversaciones que desde hace meses mantienen el Consistorio con responsables del Puerto de Málaga, encargado de la gestión del recinto, podrían fructificar a corto plazo y la ciudad haría uso, previa reforma, de los dos edificios ubicados a los pies de la identificativa torre lumínica situada en pleno paseo marítimo. La propuesta del equipo de gobierno pasa por acondicionar en estos inmuebles un aula del mar, un área de exposiciones al aire libre, así como las oficinas de la delegación municipal de Medio Ambiente y Playas. El Ayuntamiento ha remitido hace unos días una petición formal de cesión de uso de las instalaciones. A dicha solicitud se ha adjuntado un proyecto donde se detalla la propuesta de ordenación de las instalaciones que propone el Consistorio, pero además, una memoria económica y financiera que recoge en qué condiciones se haría esa cesión y la disponibilidad económica para ello.

Según confirmaron a este periódico en el Puerto de Málaga, la documentación ha sido ya recibida y está pendiente de valoración. Durante meses, las partes han mantenido conversaciones, que se iniciaron ya con el anterior gobierno, y que han continuado con el actual Ejecutivo local de la mano de la propia alcaldesa Ángeles Muñoz, el concejal de Medio Ambiente y Playas, Manuel Cardeña, junto a las gestiones realizadas por el recientemente fallecido vicesecretario municipal del Ayuntamiento, Javier de las Cuevas, que encabezó las negociaciones con los técnicos.

La cesión se haría mediante una concesión administrativa por la que el Consistorio debe abonar un canon. Según la documentación a la que ha tenido acceso SUR, éste ascendería a 90.173 euros al año, si bien el Ayuntamiento recurrirá a una bonificación, prevista en el artículo del Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante que dice que «cuando el titular de la concesión o autorización sea un órgano o entidad de las Administraciones públicas y el objeto de las mismas sean actividades de interés social o cultual, el importe de esa bonificación será del 50% de la cuota correspondiente a la tasa». Una bonificación que solicitará el Ayuntamiento para dejar el canon en unos 50.000 euros anuales.

En cuanto al proyecto presentado para la reforma y apertura de las instalaciones del faro, la propuesta municipal pasa por una rehabilitación de los dos edificios anexos a la torre y el acondicionamiento del solar.

Ordenación de espacios

En concreto, la idea es «la ordenación de los espacios interiores abiertos de la parcela para el diseño de una zona de exposiciones al aire libre compuesta por zonas apergoladas, para dar sombra, zonas ajardinadas, láminas de agua, y mobiliario urbano. Por otro lado, el edificio más pequeño (83 metros cuadrados) -sin uso definido actualmente- ubicado al oeste de la parcela, se acondicionará como aula del mar. Para ello será necesario el saneo e impermeabilización de la cubierta, y abrir mayores huecos de luz interior, junto al cambio de solerías e instalaciones.

El edificio principal, de 265,7 metros cuadrados, que actualmente acoge dos viviendas sin uso desde que se trasladado al farero, se transformará en las nuevas instalaciones para la delegación municipal de Medio Ambiente y Playas. Para este edificio se propone la demolición completa interior y de la cubierta, «rehaciendo ambas con criterios más actuales y cubierta plana», así como la ampliación de huecos, principalmente al sur. El proyecto contempla la habilitación en este edificio de un hall de entrada, recepción, sala de trabajo, seis despachos independientes, dos baños (uno de ellos adaptado), y una pequeña cocina.

El presupuesto estimado de la obra de acondicionamiento -incluidos los 1.743,30 metros cuadrados de solar para las áreas de exposiciones exteriores- asciende a 535.500 euros. El presupuesto municipal del presente ejercicio ya recoge una partida destinada a la remodelación de las instalaciones anexas al faro de unos 390.000 euros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos