Marbella recuerda el asedio al Fuerte San Luis

Marcha por el Paseo Marítimo de Marbella. /
Marcha por el Paseo Marítimo de Marbella.

La Asociación Cultural Torrijos de Málaga recrea la defensa que el Regimiento de Infantería de Málaga libró frente al asedio de las tropas francesas en 1810

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El castillo, levantado en el siglo XVIII como otras fortalezas costeras tras la ocupación inglesa de Gibraltar, tenía como misión la defensa del fondeadero de Marbella. Estuvo en pie hasta el año 1812, cuando fue volado por las tropas napoleónicas. Hoy solo quedan vestigios -algunos más o menos visibles- en el interior del hotel que ocupa su lugar. El Fuerte San Luis de Marbella volvió en la tarde de ayer a la actualidad de la ciudad. La Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831 de Málaga ofreció en pleno Paseo Marítimo, a la altura de donde se encontraba el castillo, una recreación histórica de la defensa que el Regimiento de Infantería de Málaga realizó frente a las tropas francesas en 1810 para salvar la torre. Perfectamente ataviados de época y con las banderas del regimiento, los hombres y mujeres encargados de dar visibilidad al episodio histórico sorprendían a vecinos y turistas que disfrutaban de una jornada -con tiempo desapacible, por cierto- al borde del mar. Tras el desfile, parada frente al hotel, mirando al mar. La lectura de un documento en el que se hizo repaso de los hechos acaecidos hace ya dos siglos hizo que más de uno detuviera su paseo para presencial la recreación. Con batería circular para seis cañones, habitación para el gobernador, alojamiento para una treintena de soldados, almacenes, capilla y hasta horno, el Fuerte San Luis sigue presente en la memoria de la ciudad de Marbella

Fotos

Vídeos