Marbella negocia con Hacienda la cesión de la finca confiscada a Roca para un centro deportivo

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, durante su intervención, junto al director de SUR, Manuel Castillo. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: Pedro J. Quero

Considerada la joya de la corona del patrimonio del cerebro de ‘Malaya’, le fue embargada tras la condena por el ‘caso Saqueo’

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El Ayuntamiento de Marbella negocia con el Ministerio de Hacienda la cesión a la ciudad de la Finca La Caridad, la joya de la corona del patrimonio amasado ilegalmente por Juan Antonio Roca, intervenida en ‘Malaya’ y finalmente embargada tras su condena en el ‘caso Saqueo’. Con el objetivo de convertirla en un gran complejo público deportivo para el uso y disfrute ciudadano, el Consistorio y el Estado han iniciado unas conversaciones que podrían fructificar en breve. Lo anunciaba ayer la alcaldesa Ángeles Muñoz durante su participación en el Foro Empresarial Lidera Málaga, de Diario SUR, celebrado en el hotel AC Málaga Palacio y que tuvo a la regidora como protagonista.

Ángeles Muñoz, candidata a la alcaldía de Marbella en 2019

Ángeles Muñoz volverá a encabezar la candidatura con la que el PP concurrirá en Marbella a las elecciones municipales de 2019. Lo confirmaba la propia alcaldesa durante la ronda de preguntas que se abrió tras su exposición en el Foro Empresarial Lidera Málaga y en la que una de las cuestiones iba dirigida al pacto de gobierno que mantiene actualmente con OSP, pero también sobre su futuro en la política como candidata. Las de 2019 serían las cuartas elecciones a las que Muñoz se presente como cabeza de lista de su partido. En las dos primeras ganó con mayoría absoluta. En 2015 fue el partido más votado, aunque un pacto tripartito le arrebató la alcaldía. De revalidar el cargo dentro de dos años, se convertiría en la política que más tiempo ha ostentado bastón de mando, superando los 11 años que estuvo Jesús Gil. Muñoz defendió ante los asistentes al foro que la «estabilidad política está garantizada y con una absoluta lealtad desde el PP y no me cabe duda que también de parte de OSP». Sobre la descentralización de San Pedro que ha propiciado el pacto y que da provocado las críticas de la oposición, la regidora defiende que ello redunda en beneficio de todo el municipio. «Ello acerca los servicios a los ciudadanos, y el reparto se ha realizado conforme a la población que reside en esa zona del término municipal. Por tanto, no hay nada que temer ni en cuanto a la estabilidad ni en cuanto a que pudiera haber una disfunción de una parte más beneficiada que otra. Creo que todos nos beneficiamos». «Somos un equipo de gobierno sólido», reiteró. «¿Qué pasará en el futuro cuando acabe el mandato? Eso no lo sé. Lo que sí digo es que me he sentido muy cercana a las posiciones de OSPtanto para el presupuesto como en el diseño de los distritos.

La reclamación para que los bienes intervenidos en los procedimientos judiciales por casos de corrupción en Marbella puedan revertir en la ciudad y no solo sirvan para saldar la deuda heredada del Gilismo por las arcas municipales con el Estado, no es nueva. Ha sido una petición durante años por parte del propio Ayuntamiento, pero también de los ciudadanos marbellíes. Ahora, como avanzó Ángeles Muñoz, está más cerca el acuerdo con el Estado para que uno de los símbolos más representativos de los años de la corrupción, la finca de Juan Antonio Roca, pase a manos municipales. «Lo que estamos negociando con el Gobierno es que se permita a Marbella seguir pagando la deuda que aún queda con Hacienda y la Seguridad Social, que se irá abonando conforme al plan de pagos a 40 años acordado con el Gobierno pero, al mismo tiempo, que todo lo que sirva a la ciudad para resarcirse en cuanto a la falta de equipamiento e inversión que arrastra, se nos proporcione». Muñoz recordaba durante su intervención ante un abarrotado auditorio, cómo en la sentencia de ‘Malaya’ el juez José Godino ya reflejó en su día la conveniencia de que Marbella fuera compensada por el saqueo al que fue sometida durante año mediante las multas y bienes decomisados.

La Finca La Caridad está considerada como la joya de la corona de Roca. Con unas ocho hectáreas de terreno se hizo famosa por las grabaciones que la policía realizó en su interior el día de la detención del cabecilla de ‘Malaya’ desvelando los secretos mejor guardados por su propietario: trofeos de caza, carruajes, obras de arte, y la famosa pintura de Miró en uno de los cuartos de baño. El recinto posee viviendas, helipuerto, naves, capilla y hasta una clínica veterinaria. Un espacio que llegó a valorarse hace unos años en 15 millones de euros y que podría acabar transformado en el gran complejo deportivo público del que carece Marbella.

«El objetivo es tener un nuevo PGOUen marcha en el año 2019. No se debe ir más allá» Urbanismo

«La Junta de Andalucía debe tomar las riendas del proyecto asumiéndolo con fondos propios» La BAjadilla

Ángeles Muñoz, que fue presentada en el foro por el director de SUR, Manuel Castillo, y por el presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, incidió en su intervención en la «deuda histórica» que arrastra la ciudad en materia de equipamientos públicos que ahora se trata de compensar en parte con la recuperacíón de bienes intervenidos en los casos de corrupción. Pero además aprovechó para lanzar un nuevo llamamiento, tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía para que inviertan en la ciudad. En el caso del Estado, indicó, la petición va directamente al impulso al proyecto para la conexión ferroviaria hasta Marbella-Estepona, la estabilización de las playas y la mejora de los accesos por carretera, con las medidas oportunas en A-7. A la Junta se reclama «inversión, apoyo y lealtad con la responsabilidad que tiene con Marbella».

La regidora esbozó una radiografía de las muchas fortalezas de Marbella, pero también de sus debilidades. Por ello, a muchos de los asistentes sorprendió la afirmación de Ángeles Muñoz al asegurar que si bien el municipio dispone de los mejores equipamientos privados en materia educativa, sanitaria o de atención social, igualmente cuenta con los «peores colegios públicos, con centros de salud insuficientes para atender a la población actual y un hospital que mantiene paralizadas las obras de ampliación» desde hace más de un lustro.

Críticas al tripartito

La alcaldesa y senadora del PP, que recuperó el bastón de mando del Ayuntamiento marbellí en agosto pasado tras una moción de censura presentada junto al grupo de Opción Sampedreña, arremetió contra la gestión del anterior equipo de gobierno tripartito encabezado por el PSOE. «Marbella ya ha perdido demasiadas oportunidades», señaló, haciendo hincapié en la «paralización» de la gestión que, aseguró, ha caracterizado los dos años del anterior Ejecutivo local. Ello, explicó, «ha incidido en la economía, con una baja ejecución del presupuesto que ahora nos obliga a saltarnos el techo de gasto».

El Ayuntamiento de Marbella dará hoy luz verde a la aprobación inicial en pleno del presupuesto municipal para 2018 que asciende a 245,6 millones de euros, y que cuentan con una previsión de gasto que supera en 36 millones el techo legal marcado por el Gobierno. «Se trata de una situación coyuntural y no estructural del Ayuntamiento, que tiene unas cuentas saneadas, y por ello hemos alcanzado un acuerdo con el Gobierno para aplicar esta medida hasta conseguir equilibrar ese gasto con mecanismos correctores que aplicaremos para recuperar unos servicios básicos de calidad», indicó.

Ángeles Muñoz, junto a Elías Bendodo y Carolina España.
Ángeles Muñoz, junto a Elías Bendodo y Carolina España. / SUR

Uno de los asuntos que no escapó del interés de los asistentes y que plantearon a la alcaldesa durante el turno de debate fue el urbanismo. La ciudad volvió a la inseguridad jurídica del urbanismo tras la anulación, en 2015, del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)de 2010, y desde entonces se vienen dando pasos en una hoja de ruta que ha dado su primeros frutos. Muñoz repasó los más importantes: la adaptación del PGOU de 1986 (el vigente) a la LOUA, el texto refundido de ese plan, y las nuevas normas urbanísticas que se aprobarán inicialmente en el pleno de este mes. En el horizonte de 2019 sitúa la entrada en vigor del nuevo PGOU que necesita la ciudad. «No debe ir más allá», dijo.

Además

Los pasos que se han dado en la normalización del urbanismo, indicó, permitirá revertir la situación que hasta ahora ha provocado la fuga de inversiones a municipios vecinos, como Mijas, Estepona o Benahavís.

La Bajadilla

Otro asunto planteado por los asistentes: el futuro del proyecto de la ampliación del puerto de La Bajadilla una vez que el TSJAha anulado el proceso de adjudicación a la sociedad del jeque Al Thani en la que el Ayuntamiento de Marbella participa con un 3%. La alcaldesa cargó contra la Junta de Andalucía a la que acusa de «falta de compromiso» con la iniciativa. «Si hubiera hecho en La Bajadilla lo mismo que ha hecho en otros puertos de su competencia, que es invertir en la mejora y ampliación de los mismos, no estaríamos en esta situación». Muñoz defendió el papel del Ayuntamiento en el procedimiento de adjudicación. «Lo que hicimos en todo momento fue poner a disposición todos los medios para que el proyecto tuviera viabilidad», añadiendo que «lo que se le prometió al jeque (desde la Junta) no se correspondía con lo que realmente se podía hacer».

La alcaldesa de Marbella y el director de SUR, Manuel Castillo.
La alcaldesa de Marbella y el director de SUR, Manuel Castillo. / Salvador Salas

Para Ángeles Muñoz, la «mejor salida» al proyecto pasa por que la Junta de Andalucía tome las riendas de la iniciativa con fondos propios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos