Marbella honra a San Bernabé en el día grande de la feria

Marbella honra a San Bernabé en el día grande de la feria
Josele-Lanza -

Miles de personas acompañan a su patrón durante la procesión que ha discurrido en un clima festivo y bajo un sol de justicia

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Los sones alegres de la Agrupación Musical la Pollinica han abierto el cortejo del patrón de Marbella que hoy ha recorrido como cada 11 de junio las calles del centro a paso sereno, bajo la atenta mirada de miles de personas. Los vivas a San Bernabé han marcado el día grande de las fiestas patronales, festivo local. Tras las conocidas melodías que tocaba la banda las alumnas de las academias de baile hacían sonar las palmas y algunas hasta se marcaban zapateos y salerosos pases flamencos sobre el asfalto; otras compañeras hacían buen uso del abanico que complementaba su atuendo para darse aire. No era para menos habida cuenta de la elevada temperatura que alcanzó el mercurio: el termómetro instalado en Ramón y Cajal llegó a marcar 28 grados centígrados a la una y media de la tarde. Tras las bailaoras, que desplegaron todo su arte en el encierro, desfilaron mujeres de mantilla, las damas y la reina de la feria, concejales de la Corporación y los romeros con la indumentaria propia de tal condición. Hombres y mujeres con su pantalón negro, camisa blanca y medalla al cuello, aunque alguna hubo que apostó por el traje de faralaes.

El trono de San Bernabé que lució adornos florales en blanco y rojo fue llevado en volandas, mientras miembros de la hermandad repartían romero y estampas con la letra del himno del patrón que se entonó en repetidas ocasiones durante el trayecto. La comitiva la cerraba la Banda Municipal de Música con mucha dignidad pese a su reducido número de integrantes, al pasar de los 40 miembros de hace diez años a los 16 músicos actuales.

Ni el intenso calor ni las maratonianas jornadas de fiesta vividas en los últimos días hicieron mella en la comitiva del santo, que en torno a las tres de la tarde se encerró sin novedad en la Iglesia de la Encarnación, templo del que había salido dos horas antes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos