Marbella será Florida en la serie de moda en el Reino Unido

Rodaje de una escena en una villa de lujo, ayer, en Guadalmina. /Josele-Lanza -
Rodaje de una escena en una villa de lujo, ayer, en Guadalmina. / Josele-Lanza -

'Living The Dream' cambia la costa este norteamericana por la malagueña para ambientar su segunda temporada

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Para los no iniciados en el fenómeno 'Living The Dream', la serie del momento en el Reino Unido, sepan que la trama cuenta las peripecias de la familia Pemberton, un matrimonio con dos hijos que apuesta por un cambio de vida radical dejando atrás el condado de Yorkshire, en el norte de Inglaterra, y aterrizando en el estado norteamericano de Florida para poner en marcha su propio negocio: un parque de caravanas. La primera temporada se rodó íntegramente al otro lado del Atlántico. Para la segunda se ha buscado un rincón de la geografía española donde ambientar la costa de Florida pero con una inversión tanto logística como económica mucho menor. «No es sólo el coste económico, es una cuestión de operatividad. No es lo mismo trasladar la logística a Estados Unidos que a España. Aquí es todo mucho más fácil», apunta Carlos Durán, jefe de localización de la productora.

Esa Florida que los espectadores verán en la segunda temporada –que se estrenará a comienzos del año próximo– se encontró en la Costa del Sol. Se ha rodado entre Málaga y San Roque (en Cádiz) y en esa actividad de nada menos que 12 semanas de trabajo Marbella –en mitad del trayecto– ha sido la gran beneficiada de una producción que mueve un presupuesto de entre 6 y 8 millones de euros, es decir, más de un millón de euros por capítulo. «Es la segunda gran producción que llega a la Costa del Sol este año tras 'Snatch'», apunta Durán, quien hace hincapié en el «largo» periodo de rodaje, que arrancó el 9 de abril y se cerrará el 29 de junio.

Los seis capítulos de la serie se han dividido en dos partes en su rodaje. Cada una ha contado con un director diferente. La primera, centrada en Sotogrande y San Roque.

El rodaje se centralizó ayer en una villa de lujo en Guadalmina, frente a la casa del expresidente José María Aznar

El equipo de 'Living The Dream' (integrado por unas 150 personas que mueven medio centenar de vehículos con los equipos) ha convertido a Marbella en el epicentro de la actividad en la segunda fase del trabajo. Los escenarios elegidos para ambientar la Florida en la que residen los Pemberton son muchos: la playa de San Pedro Alcántara, Puente Romano, la senda litoral a su paso por El Pinillo, las oficinas de la empresa Tembo (transformadas en despacho del alcalde que aparece en la ficción), el IES Guadalpín (como comisaría de policía) o la Escuela Bellamar. Ayer, el rodaje se centralizó en una villa de lujo de nueva construcción en Guadalmina Baja que la productora ha alquilado a la empresa marbellí Rhoner Property y convertida para la trama en la residencia del amigo pijo del protagonista de la serie, un apasionado del golf que abre las puertas de su mansión a Mal (Philip Glenister) y a su esposa Jen (Lesley Sharp), el famoso matrimonio.

1.163 metros cuadrados construidos, piscina, seis dormitorios, 9 baños, sala de cine y hasta jardín interior en la bodega son sólo algunas de las características de la residencia (a la venta por cerca de 8 millones de euros) por la que se ha decantado la productora británica para el rodaje. En una de las zonas más exclusivas y ubicada justo enfrente del chalé del expresidente José María Aznar. «Vimos varias casas y esta fue la elegida», explica el jefe de localización de la serie. «Rodamos aquí unos días en la primera parte y el director ha querido volver», señala.

Despliegue por la ciudad

El despliegue de medios con el que se mueve el equipo de la serie –que en Reino Unido se emite a través de Sky 1– ha precisado de una coordinación del trabajo con las autoridades locales. No sólo para la tramitación de los permisos, sino también para encontrar espacios para depósito de equipos, material y para el trabajo administrativo. El edificio Single Home, a la entrada de Marbella, ha acogido las oficinas centrales y un área para el atrezo. Una nave en el polígono de San Pedro ha hecho de improvisado almácen. «La delegación de Turismo en Marbella a través de la Marbella Film Office ha hecho un gran esfuerzo por atendernos y nos han facilitado mucho las cosas centralizando todo desde este departamento y distribuyendo desde ahí el trabajo entre las distintas áreas del Ayuntamiento implicadas», aplaude Durán.

En Málaga, hace unos días la serie convertía el campus de Teatinos en un instituto americano.

¿Volverán a Marbella las aventuras de la familia Pemberton? Lo dirán las audiencias, aunque los actores tienen firmadas tres temporadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos