Marbella estrena sus dos primeras playas para perros

Primera visita de las mascotas a la playa canina de El Pinillo./Josele-Lanza -
Primera visita de las mascotas a la playa canina de El Pinillo. / Josele-Lanza -

El Ayuntamiento abre los nuevos espacios para canes en El Pinillo y Ventura del Mar, que estarán habilitados hasta el 15 de octubre

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Marbella estrena este fin de semana sus dos primeras playas para perros abiertas en verano. Ocupan cada una de ellas unos 250 metros lineales de litoral en las zonas de El Pinillo, en Marbella, y en Ventura del Mar, en San Pedro. Estarán habilitadas hasta el 15 de octubre, que es cuando finaliza el Plan de Playas aprobado por la Junta para el municipio este año.

En cuanto a la normativa que deben seguir los dueños de los canes, es la misma que se aplica en el resto de playas de perros en la comunidad andaluza. Los perros deben estar siempre controlados por sus dueños que deberán recoger los excrementos de los animales y depositarlos en las papeleras. Además, en todo el frente de la playa canina queda prohibido el baño y el uso turístico-recreativo de todos los usuarios, incluidos los propios responsables de los animales. Asimismo los perros deben cumplir con la normativa de protección y tenencia de animales y contar con la documentación en regla. También deben estar censados, con microchip, correctamente vacunados y desparasitados e ir acompañados por una persona mayor de edad que los controle en todo momento.

Los animales que estén catalogados como potencialmente peligrosos, según ha recordado hoy el concejal de Playas, Miguel Díaz, durante la inauguración oficial de la playa canina de El Pinillo, deben llevar bolsa y el acceso a la playa canina se hará en compañía de sus dueños, con correa y únicamente a través del sendero peatonal del paseo de madera, estando prohibido acceder por la zona de la playa. La persona que guía los animales, sin perjuicio de la responsabilidad subsidiaria del propietario, será responsable de los daños y perjuicios que ocasiones.

Tras recorrer el camino de acceso que se realiza por la senda litoral, llegada a la zona perfectamente delimitada y señalizada, y baño de los primeros canes. «Avanzamos en el objetivo de consolidar las playas como un espacio de convivencia abierto a los intereses de todos los segmentos de la población, en este caso a todas aquellas personas que conviven con perros y que quieren compartir con ellos ratos de ocio y disfrute en un espacio público tan gratificante en la época veraniega como la playa», ha indicado Miguel Díaz, quien añade que con la apertura de estos espacios a los canes «se impulsa también la diversificación de la industria turística, pues va en incremento el número de visitantes que se deciden a viajar con sus mascotas, de hecho en Marbella existen 10 hoteles Pet Friendly (amigos de las mascotas)». Díaz hace un llamamiento a la «sensibilidad y colaboración» de los dueños de los animales «para que utilicen exclusivamente las zonas acotadas en estas playas».

Fotos

Vídeos