Marbella crea una escuela de desarrolladores e inversores para incentivar la empresa digital

Ambos programas, alojados en el Vivero de Empresas de la Plaza de los Naranjos, se centran en atraer y crear nuevas firmas de base tecnológica

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El Ayuntamiento de Marbella ha asimilado de cara a este 2018 la máxima que guía el camino del empresario de éxito: «renovarse o morir». El área municipal de Fomento Económico y Pymes lidera junto con la Fundación Incyde nuevos programas de formación en el seno del Vivero de Empresas, en concreto ya trabajan sobre una escuela de desarrolladores e inversores digitales, para incentivar el asentamiento en la ciudad de empresas de base tecnológica.

El último trimestre de 2017 se cerró con 21.140 nuevas sociedades en España, un 3,65% menos que en el mismo periodo de 2016, según el análisis trimestral de creación empresas de Gedesco, elaborado con datos facilitados por infocif.com. Navarra, La Rioja y Castilla La Mancha son las comunidades que más suben y Aragón, Cataluña y Canarias las que más bajan. Por municipios, Gedesco destaca la creación de compañías en 2.177 localidades diferentes y expone el caso de algunos municipios, entre ellos, Marbella, donde se crearon 387 nuevas empresas en su mayoría, según confirman fuentes municipales, ligadas al sector turístico -ámbito hotelero, hostelero, inmobiliario y en menor medida empresas vinculadas a la construcción-.

Desde el área de Fomento Económico y Pymes aplauden el dato, «que es bueno», pero insisten en que Marbella no sólo tiene que crecer en número de empresas sino en diversificación. «Con esta idea, actualmente se trabaja dentro del Vivero de Empresas de la Plaza de los Naranjos en una escuela de programadores e inversores para atraer talento a la ciudad, que establezca sus empresas y realice sus contrataciones con nuestros vecinos», explica a SUR el máximo responsable del área, Cristóbal Garre. «El crecimiento de empresas registrado en el último trimestre del año está relacionado con el sector turístico y lo que estamos tratando nosotros es generar oportunidades de negocio para empresas de fuera que se quieran establecer en Marbella», concreta el edil, quien explica que estos programas responden a las necesidades que tienen las empresas. «A nivel, de talento, por ejemplo, las 'startups' están demandado tanto perfiles inversores como perfiles técnicos de programadores. ¿Qué es lo que estamos haciendo? Tenemos en marcha ya el proyecto de escuela de desarrolladores, para formar aquí a ese talento, y una escuela de inversores para convertir al inversor tradicional en inversor tecnológico».

Con esta medida se pretende atraer el talento pero también evitar la fuga del mismo, como revela el concejal. «Los jóvenes que están creando empresas nuevas, las 'startups', lo que están haciendo es irse a ciudades donde tienen profesionales suficientes para formar su equipo de trabajo. Un ejemplo claro es Kibo Studios que se ha tenido que ir a Madrid a abrir una delegación porque aquí no hay programadores suficientes», asegura el concejal.

Garre apunta que el objetivo municipal para lo que resta de legislatura es hacer de Marbella «una ciudad digital», para lo que se han propuesto también mejorar las pequeñas y medianas empresas (pymes) tradicionales facilitando, por ejemplo, su acceso a los canales de venta online.

Fondos europeos

En busca de los recursos económicos necesarios para cumplir con la hoja de ruta, el Ayuntamiento de la localidad y la Fundación Incyde firmaron en los últimos días de diciembre dos convenios de colaboración para impulsar en 2018, mediante la obtención de fondos europeos (partidas del Fondo Social Europeo y de los Fondos Feder), los mencionados programas de formación a empresarios y de digitalización de las pymes con una cuantía global que podría alcanzar los 3 millones de euros. El Ayuntamiento, en función de la modalidad de cada programa, tendrá que aportar una cofinanciación del 8 o del 20 por ciento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos