Marbella contará con un órgano consultivo de playas donde la representación vecinal se decidirá por sorteo

Dos personas toman el sol en la playa de La Bajadilla. /SUR
Dos personas toman el sol en la playa de La Bajadilla. / SUR

El Ayuntamiento somete a exposición durante 10 días la propuesta de creación de un consejo sectorial público-privado

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Las playas representan un medio de vida para buena parte de los habitantes de Marbella, ya sea por los servicios que prestan en ellas directamente o por los beneficios inducidos que obtienen del turista que visita el destino atraído por su litoral. El Ayuntamiento de la ciudad pretende ahora fomentar mediante la creación de un consejo sectorial la participación de las personas y entidades vinculadas a las playas, para tener en cuenta su opinión, inquietudes y visión a la hora de abordar la gestión de las mismas en aquellas materias que sean de competencia municipal. Otras áreas de gobierno municipales disponen de consejos sectoriales a modo de órganos consultivos como será éste vinculado al departamento de Medio Ambiente, Playas y Puertos, donde varios de sus integrantes serán escogidos aleatoriamente del padrón de habitantes.

El Consejo Sectorial Municipal de Playas estará compuesto por 17 personas. Entre ellas, habrá tres vocales, personas mayores de 18 años, escogidas por sorteo del censo. Fuentes municipales explican a SUR que siempre existirá la posibilidad de renunciar a la designación previa motivación debidamente razonada, ya sea aludiendo motivos de salud, laborales, familiares o de cualquier otra índole. Este sistema de representación vecinal está regulado en el reglamento de los consejos sectoriales y se aplicó ya para la constitución del órgano correspondiente de Participación Ciudadana.

Acompañarán a estos vecinos en el Consejo Sectorial de Playas otros 12 vocales, figuras de especial relevancia y representación del referido campo, propuestas por la alcaldesa Ángeles Muñoz o por cualquier miembro del Consejo, y escogidas de entre los siguientes ámbitos: cinco representantes de los grupos políticos pertenecientes a la Corporación; un miembro del sindicato mayoritario entre los trabajadores de playas; un miembro de las asociaciones empresariales con mayor implantación en el sector; un integrante de los colectivos ecologistas o asociaciones medioambientales; un miembro de alguna asociación deportiva relacionada con la playa y el mar; un miembro de los colectivos relacionados con la pesca; un vocal de la Delegación de Industria y otro del Consejo de Participación Ciudadana. Presidirá la regidora o el concejal en quien delegue (llegado el caso, el edil del área, Manuel Cardeña), mientras que el vicepresidente será elegido por el Consejo de entre los miembros no pertenecientes a la Corporación. El cargo de secretario, cuya función es la de levantar, custodiar y certificar las actas que se generen en las sesiones, será desempeñado por un funcionario público. La duración del mandato de los vocales será de dos años, y el de los representantes municipales coincidirá con el periodo de mandato de la Corporación.

Todo ello se expone en la 'Propuesta para la constitución del Consejo Sectorial de Playas', publicada ayer en la web municipal (www.marbella.es), para recabar las modificaciones que se estimen necesarias. El documento estará expuesto durante los próximos 10 días. El Consejo entrará en funcionamiento una vez reciba el visto bueno definitivo por parte del pleno del Ayuntamiento. El máximo responsable del área de Playas no indica fecha concreta, aunque el trámite no debería demorarse porque, según afirma, la creación del órgano está pactado con todos los grupos políticos y el sector. «Queremos tener un órgano interlocutor donde esté todo el sector, los usuario y las asociaciones para consensuar con ellos las medidas a tomar», refiere el concejal de Playas.

Funciones

Las tareas del Consejo vienen recogidas igualmente en la propuesta sometida a consulta pública. Se refieren más de una docena de cometidos, entre los que destaca su referida faceta de «interlocutor» de los empresarios, asociaciones de playas y vecinos de Marbella ante el Ayuntamiento y ante cualquier institución pública o privada, «con el objeto de favorecer la participación activa en el planteamiento y resolución de los problemas específicos del sector». Entre las funciones del Consejo se reconoce también su capacidad para realizar el «seguimiento, control y evaluación de la gestión municipal que se desarrolle en materia de playas»; elaborar propuestas concretas de actuación y remitirlas, en su caso, al Ayuntamiento o a los organismos, instituciones y entidades necesarias; designar las comisiones de trabajo que se estimen convenientes para temas concretos, así como a los integrantes de las mismas; o solicitar puntualmente el asesoramiento de cualquier persona o entidad respecto a aquellos aspectos que se considere conveniente.

Según la propuesta que se somete estos días a consulta, el Consejo Sectorial se reunirá en sesión ordinaria al menos una vez cada tres meses y tantas veces sea convocado por el presidente o a solicitud de una tercera parte de sus miembros. Asimismo, se determina que los acuerdos se tomarán por mayoría y se necesitará un quórum de la mitad más uno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos