Marbella apuesta por la videovigilancia y descarta la unidad policial de paramotor

Imagen de la primera Junta Local de Seguridad celebrada ayer.
Imagen de la primera Junta Local de Seguridad celebrada ayer. / Josele-Lanza -

El Ayuntamiento instalará una oficina de atención al turista en Puerto Banús y destinará un millón y medio de euros en cámaras de seguridad

PABLO COLLANTES Marbella

La primera Junta Local de Seguridad marcó ayer los objetivos a cumplir en los dos años que restan de mandato. El primero de ellos, el más urgente, será el de la puesta en marcha del servicio de videovigilancia que incrementará la seguridad de la ciudad en sus puntos más sensibles. Tal y como estaba planeado, Puerto Banús, el Puerto Deportivo, La Cañada y del Centro Comercial de Elviria serán las principales zonas en las que se utilizará este servicio. Pero hay más. El casco urbano de Marbella y San Pedro contará también con cámaras que garanticen la tranquilidad de vecinos y visitantes en la zona.

«La videovigilancia contará desde hoy con el reflejo presupuestario para que este servicio pueda operar en los próximos meses», explicó la alcaldesa, Ángeles Muñoz. El PSOE se apresuró en responder al anuncio y subrayó «que todos los pasos ya se habían dado» antes de la moción de censura. «Ya se probó este sistema en la Feria», apostillaron los socialistas. Marbella dispondrá de un millón y medio de euros para su instalación en una primera fase.

Además, en la reunión mantenida ayer con las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se abordó una de las principales problemáticas en esta materia. La supervisión en el entorno de Puerto Banús. «No podemos mirar para otro lado y garantizaremos que se actúe de inmediato en uno de los focos con mayor proyección mediática de Marbella», apuntó la alcaldesa. Entre otras acciones, el Consistorio pondrá en marcha allí en las próximas semanas el Servicio de Atención al Turista Extranjero (SATE), una oficina conjunta que gestionan tanto Policía Local como Policía Nacional. Andalucía cuenta con ocho oficinas de este tipo, una de ellas en Marbella.

Unidad de parapente

Por otro lado, respecto a la continuidad de la unidad policial de paramotor, una de las últimas propuestas que el anterior equipo de gobierno materializó en este área, Muñoz aclaró que de momento no estará en funcionamiento. «Creemos que es necesario trabajar antes en otras cuestiones». La Administración local asumió en su día la adquisición por 6.500 euros de las telas con la grafía de la Policía Local y el Ayuntamiento, además del coste del combustible y las revisiones o reparaciones necesarias de los paramotores.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, felicitó a la alcaldesa por proponer «en tiempo récord» un plan de seguridad para la ciudad, que contará con el «respaldo absoluto del Gobierno central». «Marbella merece una seguridad que esté a la altura de las circunstancias. Garantizaremos la máxima coordinación entre los distintos cuerpos para que así sea», argumentó Sanz. Para ello, las fuerzas policiales mantendrán reuniones semanalmente para organizar su trabajo en la ciudad. La estrategia de seguridad contará también con la colaboración de colectivos ciudadanos. En esta línea, Ángeles Muñoz anunció que la plantilla policial crecerá a corto plazo y se intensificará la Policía de Barrio.

Fotos

Vídeos