Marbella aprueba las normas urbanísticas que permiten elevar la edificabilidad hotelera un 10%

PP y OSP votan a favor de la aprobación definitiva de las normas urbanísticas del Plan de 1986. :/
PP y OSP votan a favor de la aprobación definitiva de las normas urbanísticas del Plan de 1986. :

El documento que autoriza también obras de reforma y ampliación en edificaciones fuera de ordenación sale adelante sólo con el apoyo del equipo de gobierno

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El equipo de gobierno aprobó ayer en solitario, en un pleno extraordinario, la modificación definitiva de las normas urbanísticas del Plan General de 1986. La delegada de Ordenación del Territorio, Kika Caracuel, defendió que se trata de un paso fundamental para devolver la «normalidad» en esta materia a la ciudad, y desde luego será uno de los documentos que regirá entretanto se tramita el futuro Plan General. El texto, quecontó con el voto negativo de la oposición, contempla una serie de novedades que benefician la actividad económica y, principalmente, hotelera. Entre otras cuestiones, los establecimientos podrán aumentar su edificabilidad hasta en un 10%, siempre y cuando quede garantizado que no se ve afectada la edificabilidad global de la zona de suelo urbano en la que se actúa.

En cuanto a la tramitación del expediente, Caracuel afirmó que cuando el PP regresó al gobierno hace ocho meses encontró las normas urbanísticas en un cajón con 181 alegaciones presentadas; subrayó que en este tiempo han resuelto dichas alegaciones, estimándose un total de 90; llevaron el texto a la aprobación provisional en noviembre de 2017 y, posteriormente, en segunda ocasión, para cumplir con las indicaciones de la Junta de Andalucía; culminándose ahora toda la tramitación con el acuerdo definitivo una vez recibido el informe favorable de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, condicionado al cumplimiento del informe técnico elaborado por el Servicio de Urbanismo de la de Delegación Territorial en Málaga. Al respecto, Caracuel subrayó que los informes técnicos y jurídicos que acompañan al expediente certifican que se han cumplido los condicionantes de la Administración autonómica.

La concejala del grupo municipal socialista Isabel Pérez advirtió, no obstante, de que la edificabilidad de las normas aprobadas para los hoteles se ha cambiado con respeto a la informada por la Junta de Andalucía. Un hecho que calificó como muy grave. «Nuestra sorpresa es que teniendo este documento el informe favorable de la Junta, vosotros (refiriéndose al equipo de gobierno) traéis otro con unos cambios de edificabilidades en unos artículos que la Junta ya había cerrado», apuntó la edil socialista. «Me preocupa que este documento se pueda denunciar, que las normas urbanísticas se vengan abajo y nos quedemos con el Plan General de 1986, puro y duro» espetó.

La delegada de Ordenación del Territorio no dejó pasar la cuestión: «Señora Pérez, ¿está usted diciendo que los informes técnicos y jurídicos que acompañan al expediente están falsificados o mienten?», preguntó ante el murmullo general de los ediles, al tiempo que repitió que al expediente le acompañan informes pertinentes. «Vamos a dejar de montarnos películas –apuntó en tono serio–, y vamos dejar avanzar el trabajo que se ha hecho».

IU, por su parte, reiteró su voto negativo a las normas urbanísticas, al considerar que no se han elaborado para que se imponga el interés general frente a los intereses particulares. El portavoz, Miguel Díaz, expuso que la regulación aprobada en solitario por PP y OSP beneficia a las grandes superficies frente al pequeño y mediano comercio; gentrifica el casco antiguo al fomentar los usos lucrativos sobre los residenciales y carece de garantías ambientales, tales como la protección adecuada de las vías pecuarias, la correcta gestión de las aguas residuales o la preservación de la integridad de las parcelas verdes. «Son normas provisionales, es cierto. Tendrá que venir ese Plan General que al final impondrá el criterio, ¿pero cuánto tiempo va a tardar el nuevo PGOU? Es probable que cuando llegue el Plan la realidad ya esté tan condicionada que sea imposible hacer un desarrollo a escala humana de la ciudad», afirmó Díaz.

Costa del Sol Sí Puede (CSSP) también votó en contra, tal y como hizo en la tramitación inicial, porque, al igual que IU, estima que en ellas se obvia el interés general en favor «de unos pocos». El edil de la marca local de Podemos José Carlos Núñez afirmó que ahora consiguen tener acomodo ciertos proyectos, como Starlite, «que podrá actualizar su nomenclatura para dejar de ser discoteca al aire libre y pasar a ser salón de celebraciones, lo que le permite tener una zona contigua al aire libre para uso exclusivo de consumo de bebida y comida, obteniendo licencia para toda la duración del festival».

Caracuel rebatió que con las Normas Urbanísticas no se ha legislado pensando en nombres y apellidos, sino en el interés general. «Era vital esta aprobación porque no podemos funcionar con unas normas de hace más de 30 años. Este documento viene a resolver problemas y dar soluciones a la Marbella del 2018», afirmó la delegada de Ordenación del Territorio. Al respecto, la edil destacó como un gran avance que las nuevas normas permitan realizar obras de ampliación y reforma en edificaciones que se encuentran en situación de fuera de ordenación.

El Ejecutivo espera recibir en un mes los pliegos que permitirán licitar la redacción del futuro Plan

Por otra parte, la concejala hizo una dación de cuentas sobre los criterios y objetivos generales del futuro Plan General, basándose en un documento elaborado por su delegación y que toma como base el Plan Estratégico de la ciudad. Los criterios giran en torno a ejes claros: sostenibilidad ambiental, económica y social; articulación territorial; excelencia urbana; cualificación turística y capacidad innovadora.

La socialista Isabel Pérez afeó que en las 24 hojas del documento no se aborden los «problemas reales» de la ciudad y que «ni una sola vez» se nombre a San Pedro. La edil de CCSP Victoria Mendiola reprochó, por su parte, que el documento haya nacido «sin participación ni difusión», al igual que el edil de IU, quien consideró que la falta de participación ciudadana es «uno de los primeros errores del documento».

Los criterios y objetivos generales del futuro Plan General, aprobados en la pasada Junta de Gobierno, se expondrán al público en la página web del Ayuntamiento durante un mes y serán además abordados en el seno del Consejo Social de la Ciudad el próximo 29 de mayo, según indicó Caracuel.

La edil avanzó que en el plazo de un mes el equipo de la Universidad de Málaga contratado por el tripartio entregará los pliegos que permitirán licitar la redacción del nuevo PGOU, con lo que se dará el pistoletazo de salida a la elaboración del documento de planeamiento más importante para la ciudad.

El pleno bendice cambios en el PGOU para construir el hotel W

El equipo de gobierno aprovechó el pleno extraordinario de ayer para dar cuenta de la tramitación de un expediente que modificará elementos del Plan General en las Dunas Golf, allanando así la construcción del hotel W. Según informó la concejala de Ordenación del Territorio, Kika Caracuel, lo que se persigue es la modificación puntual de elementos sobre una parcela de 162.000 metros cuadrados, garantizándose la reserva de 14.000 metros para uso hotelero. La modificación supondrá asimismo una ampliación de la protección dunar; un aumento de los sistemas generales de 25.000 metros cuadrados; y cambios en los accesos desde la A-7.

Por otra parte, el pleno dio luz verde a la aprobación inicial de una ordenanza que regulará la Redacción y Tramitación de los Proyectos de Urbanización y Recepción de las Obras de Urbanización. El objetivo es agilizar los trámites de este tipo de proyectos con medidas como la eliminación de la aprobación provisional o la reducción de un mes a 20 días la exposición pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos