Marbella activa una campaña contra las actitudes incívicas en la calle durante el verano

Juan José González, Fernando Al Farkh, José Eduardo Díaz y Javier Martín, ayer, en Banús. :: josele-lanza/
Juan José González, Fernando Al Farkh, José Eduardo Díaz y Javier Martín, ayer, en Banús. :: josele-lanza

Ayuntamiento, Policía, comerciantes y hoteleros se suman a la iniciativa que perseguirá la presencia de descamisados, el consumo de alcohol o el exceso de ruido en la vía pública

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Marbella da la bienvenida a los turistas, pero este verano, además de invitarles a disfrutar de la múltiple y variada oferta de ocio, les recibe con un mensaje claro: existen unas normas de convivencia que hay que respetar. Entre ellas, no se puede transitar por la calle total o parcialmente desnudos, no se puede consumir alcohol ni drogas ni tampoco hacer ruido excesivo cuando estén en la vía pública. El Ayuntamiento de la ciudad, la Policía Local, los comerciantes y empresarios agrupados en el CIT y la Asociación de Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS) se han sumado a una campaña de concienciación que se activa en plena temporada alta de turistas con un objetivo claro: «no se trata de poner trabas ni cortar libertades, sino que lo que pretendemos es mantener un estándar de calidad que es lo que ha caracterizado a nuestra marca durante mucho tiempo y que nos ha colocado en el panorama internacional como un referente», apunta el concejal de Vía Pública José Eduardo Díaz.

La campaña será un anticipo a la entrada en vigor de la nueva Ordenanza Municipal de Convivencia en la que lleva trabajando el Ayuntamiento desde hace meses y que se encuentra a día de hoy en fase de exposición pública para su posterior aprobación por el pleno municipal.

La campaña pone el foco en ocho prohibiciones «que tienen que quedárseles grabadas a todos los que nos visitan y a los vecinos» y por las que se puede ser apercibidos por la policía, pero además, si hay reiteración, sancionados con multas que van desde los 300 a los 3.000 euros. Circular con segways (y resto de vehículos eléctricos) en zonas no autorizadas, hacer grafitis, hacer las necesidades fisiológicas en la vía pública, provocar excesivo ruido, transitar desnudo total o parcialmente en espacios públicos, beber alcohol y consumir o poseer drogas, y romper mobiliario urbano, son las acciones sobre las que se advierte en los carteles que se han colocado ya en 20 soportes publicitarios de la ciudad y en los más de 80.000 folletos que este verano ser van a repartir por todo el término municipal. Una tarea de concienciación en la que se implican igualmente comerciantes y hoteleros a través de las organizaciones CIT Marbella y AEHCOS, que repartirán entre sus clientes los folletos con las actitudes incívicas que están prohibidas.

Demandas del sector turístico

El vicepresidente de AEHCOS para la zona de Marbella, Fernando Al Farkh, ha agradecido la «sensibilidad» de la administración para «atender las demandas que llevamos haciendo desde el sector hotelero para acabar con ciertas actitudes y, de alguna manera, libertinaje, que había en ciertos visitantes de la ciudad», asegura. «Para nosotros es muy importante no sólo que exista esta sensibilización sino que se haya sido capaz de diseñar una campaña preventiva. Nosotros no queremos que se persiga y castigue, sino que haya las medidas para prevenir esas actitudes que dañan la imagen de la ciudad».

En la misma línea, el presidente de CIT Marbella, Juan José González, ha incidido en que desde el colectivo empresarial se viene demandando «desde hace unos años» una campaña en este sentido «para que nuestra ciudad se mantenga como destino de calidad, excelencia y de lujo». «No podemos permitir que determinado tipo de turista se comporte de una manera inadecuada». Igualmente ha aplaudido el carácter «de concienciación y prevención de esta campaña porque concienciando no será necesario recaudar».

El jefe de la Policía Local de Marbella, Javier Martín, por su parte, señala que la campaña da comienzo en verano «porque es la época de mayor afluencia de visitantes», pero añade que la intención es que se prolongue durante todo el año. Subraya el despliegue policial que ya se ha hecho tanto en los paseos marítimos de Marbella y San Pedro Alcántara como en Puerto Banús «para prevenir los comportamientos incívicos y hacer cumplir la ordenanza municipal».

«No hay que olvidar que la libertad que tiene todo el que nos visita empieza donde termina la del resto de ciudadanos. Pretendemos que tanto visitantes como residentes sepan que estas actitudes no se deben llevar a cabo y que queremos facilitar la convivencia en una ciudad donde el número de visitantes aumenta de manera importante durante el verano», subraya el concejal de Vía Pública, José Eduardo Díaz, quien apunta que con esta campaña primero, y la nueva ordenanza después, se quiere «responder a ese fenómeno que se está dando a nivel nacional y que conlleva un tipo de turismo del que intentamos desmarcarnos», destacó Díaz, en clara alusión al llamado turismo 'low cost', que tantos dolores de cabeza dio a la ciudad el pasado verano.

«Todo esto se verá perfeccionado y desarrollado cuando entre en vigor la nueva ordenanza, pero ya tenemos una campaña y para ello nos hemos preparado y hemos formado a nuestros policías. La intención no es multar sino concienciar a quienes nos visitan de que hay unas normas mínimas que tenemos que respetar en la ciudad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos