OSP mantiene el pacto con PSOE e IU y descarta una moción de censura con el PP

Manuel Osorio y Rafael Piña comparecieron ayer para informar de su decisión de seguir en el pacto. :: Jorge Rey/
Manuel Osorio y Rafael Piña comparecieron ayer para informar de su decisión de seguir en el pacto. :: Jorge Rey

La dirección del partido sampedreño acuerda por un margen escaso seguir en el tripartito

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El gobierno tripartito de Marbella ha sobrevivido al examen de uno de sus socios. Por un escaso margen de cuatro votos, el consejo de Opción Sanpedreña, la formación que gobierna en coalición con el PSOE e Izquierda Unida, ha decidido continuar en el pacto y no propiciar una moción de censura en alianza con el Partido Popular, la opción que se había barajado ante la disconformidad de los sampedreños con la marcha del pacto.

La reunión, que comenzó en la noche del lunes, se prolongó durante casi cuatro horas y media y el resultado pone de manifiesto la división de opiniones en el seno de la formación sampedreña. La opción de continuar en el pacto de izquierdas obtuvo 16 votos, y la de presentar una moción de censura para devolver la Alcaldía a la popular Ángeles Muñoz, 12. Hubo además dos votos en blanco y uno favorable a pasar a la oposición. De esta manera, se impuso la postura de completar el mandato municipal hasta 2019, aunque el resultado de la votación expresa el desencanto interno de buena parte de la dirección de OSP. Hace dos años, cuando se debatió qué postura tomar en la investidura del alcalde, la votación arrojó un resultado de 24-3 en favor del socialista José Bernal.

Opción Sampedreña mantuvo hasta última momento el máximo secretismo sobre las deliberaciones, incluida la identidad de los 31 miembros de su órgano de dirección, el llamado Consejo Consultivo. Una hora antes de la reunión, cuya celebración se intentó ocultar, los responsables del partido se pusieron en contacto con el PSOE y el PP para que enviaran a sus candidatos para exponer sus posiciones. Por parte del PSOE acudió el alcalde, José Bernal, que abandonó para ello una reunión de su partido a la que asistía en Málaga. Ángeles Muñoz, que se encontraba en Madrid, delegó en el edil sampedreño del PP Cristóbal Garre. Éste fue el primero en intervenir y lo hizo durante unos quince minutos. La exposición de Bernal se prolongó durante cerca de una hora.

Osorio advirtió de que no volverá a haber reuniones con los ediles de Podemos

Fuentes de OSP han asegurado a este periódico que la ausencia de Muñoz restó posibilidades a quienes mantenían la postura de pactar con el PP y presentar una moción de censura.

La votación se decidió de esa manera en favor de quienes apostaban por concluir el proceso iniciado hace dos años y aún consideran abiertas las heridas producidas durante los años de oposición a la mayoría absoluta de Ángeles Muñoz. Enfrente se situaban los que consideraban que había llegado el momento de pegar un puñetazo en la mesa en respuesta a las dos cuestiones que más lasceran a la formación: los retrasos de la Junta de Andalucía en el cumplimiento de sus compromisos y la tensa relación con Costa del Sol Sí Puede, la formación vinculada a Podemos cuyos votos son necesarios para controlar la mayoría absoluta del pleno. Aunque no desvelaron el sentido de sus votos, el teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, adhiere a la primera posición y el también edil y presidente del partido, Manuel Osorio, a la segunda.

Para este proceso, Opción Sampedreña elaboró un documento con su visión crítica en relación con la falta de medios para ejercer la autonomía recuperada con la Tenencia de Alcaldía de San Pedro. El acuerdo alcanzado para continuar con el pacto de gobierno establece que la Tenencia gestionará de manera directa el 30 por ciento del presupuesto municipal en las áreas en las que tiene competencias. Según Piña, se tratará de un presupuesto propio, no vinculado a Marbella, y tanto el PSOE como el PP estaban de acuerdo en esta cesión.

Osorio destacó ayer que la Tenencia contará con más medios humanos para cubrir las carencias que se han detectado en los dos primeros años de gestión. «Vamos a darle la oportunidad para demostrar que las cosas se pueden hacer de manera diferente», dijo.

Otro de los puntos del acuerdo que inclinó la balanza en favor de continuar en el pacto de gobierno se refiere al modelo de funcionamiento interno. OSP reclamó una relación directa con el alcalde y no participar de las negociaciones permanentes con el grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede-Podemos. «No nos volveremos a reunir con CSSP», anunció ayer Osorio. Las tensiones con los ediles de la formación morada han sido a lo largo de este año el principal punto de desgaste interno del gobierno municipal. Los ediles de OSP aseguraron también que los miembros de su consejo recibieron durante todo este proceso presiones del Partido Popular y justificaron así el modelo casi clandestino de funcionamiento y que no se dé a conocer la identidad de los miembros de ese órgano.

Osorio advirtió que su grupo volverá a ser decisivo tras las próximas elecciones, aseguró que el acuerdo adoptada ayer «está vivo» y que el PSOE debe cumplir con los compromisos adquiridos para lainvestidura, que incluía tres actuaciones de la Junta que aún no se han iniciado. «Las obras del centro de salud tienen que comenzar antes del 15 de febrero», señaló.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos